Falleció el último rinoceronte blanco

Se llamaba Sudán. Sólo quedan dos hembras vivas de la especie.

21 Mar 2018
1

EN SU TERRITORIO. Sudán tenía 45 años cuando lo sacrificaron el lunes.

Tenía 45 años y había pasado acostado dos semanas, entre fines de febrero y principios de marzo, debido a la incomodidad que le provocaba una profunda herida en una pata trasera. La reserva Ol Pejeta Conservancy, en Kenia, anunció que murió el último macho de la raza rinoceronte blanco del norte que quedaba en el mundo.

El lunes se tomó la decisión de sacrificar al rinoceronte, llamado Sudán, debido al rápido deterioro de su estado de salud. Estaba siendo tratado por complicaciones relacionadas con la edad, que habían afectado sus músculos y huesos, causándole también extensas heridas en la piel. “Su estado empeoró y no era capaz de ponerse de pie y estaba sufriendo mucho”, explicaron en un comunicado.

Sólo dos hembras quedan vivas de esta especie (Najin, de 27 años, y Fatu, de 17). Viven en la mismo reserva, ubicada unos 250 kilómetros al norte de Nairobi (Kenia). Sin embargo, los científicos todavía esperan poder salvarla la especie de la extinción.

Tras los intentos fallidos para aparearlo de forma natural, en 2017 los ecologistas habían colocado a Sudán en la aplicación de citas Tinder, con la esperanza de recaudar suficiente dinero para pagar un tratamiento de fertilidad de 9 millones de dólares.

Comentarios