Utilizando la música para contar historias

“Interiores” es un largometraje que visualiza la situación de las mujeres del penal de Magdalena

21 Mar 2018
1

REUNIDAS. Las mujeres dialogan entre ellas luego de usar los instrumentos. twitter @Interiores9

La Semana del Cine Documental Argentino comenzará esta noche en la sala Hynes O’Connor del Ente Cultural (anexo del Espacio Incaa, en la planta baja de San Martín 251), y lo hará con la proyección del largometraje “Interiores”, de Rodolfo “Fito” Pochat. La entrada es libre y gratuita y la función comenzará a las 21.

La película se filmó en el penal de Magdalena (ubicado en la provincia de Buenos Aires) y es el registro de los talleres de musicoterapia en los que participan las mujeres detenidas en esa prisión. La propuesta del equipo de producción tuvo como eje compartir esa actividad con las internas. La confianza creada permite que las presas cuenten anécdotas de sus vidas y de los recuerdos que tienen de afuera de la cárcel y reflexiones acerca del valor de la libertad y de las situaciones que atraviesan, algunas de las cuales consideran injustas. De esta manera se van hilando los relatos, mientras las lágrimas, las risas y las emociones invaden las escenas del filme.

Para la Federación Mundial de Musicoterapia, esta actividad está relacionada con el uso de la música y sus elementos (el sonido, el ritmo, la melodía y la armonía) con la guía de un musicoterapeuta, que es una persona especializada que se encarga de promover la comunicación, las relaciones, el aprendizaje y otros objetivos terapéuticos. El objetivo es satisfacer las necesidades físicas, emocionales, mentales, sociales y cognitivas de los participantes. A través de estos métodos, se busca que el individuo pueda lograr una mejor integración con su entorno y que, a su vez, logre una mejor calidad de vida.

Esta forma de terapia ocupó un lugar clave en “Interiores”, porque logró despertar los recuerdos silenciados, las identidades ocultas y las esperanzas de las mujeres encarceladas de reencontrarse con sus seres queridos, que las esperan más allá de las rejas.

El director

Pochat nació en Buenos Aires, donde estudió en la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc). Su primera película como director fue “Un tren a Pampa Blanca”, con la que recibió varios premios internacionales, y la siguió “Mika, mi guerra de España”. Es el fundador de la productora Motoneta Cine.

comentarios