Docentes y alumnos de las carreras de Alimentos y Diseño Industrial de la Universidad de San Pablo T crearon un bioplástico a partir del maíz

La creación de este material biodegradable llega para dar nuevas soluciones a los problemas de la contaminación y el procesado de Residuos Sólidos Urbanos. Dos carreras innovadoras con un gran futuro.

21 Mar 2018

En la última década las compañías se han enfrentado a enormes desafíos para innovar en materia de envases, buscando desarrollar nuevos materiales con propiedades mejoradas, más sostenibles y económicamente viables. Para dar respuesta a la creciente demanda de estos materiales, alumnos y docentes tucumanos trabajaron en un proyecto de investigación en el que lograron crear un bioplástico a partir del almidón de maíz.

La experiencia se realizó en su totalidad dentro de la Universidad de San Pablo T con la participación de docentes y alumnos de la carrera de Diseño Industrial y de Licenciatura en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, entre ellos se encuentran: Clelia Viollaz (Directora del proyecto de investigación), Karina González, Jesús Ponce, María Rojas e Ignacio Lisiak. El trabajo de investigación se organizó en varias etapas que llevaron a concluir con una exitosa creación.

El bioplástico es un polímero fabricado a partir de materias primas naturales que por un proceso de polimerización forma un material plástico altamente resistente, que puede ser consumidos o degradados por organismos vivos (hongos, bacterias o algas), por lo que casi no produce contaminación en su producción. Su origen vegetal les otorga la característica de biodegradable por lo que su fabricación es beneficiosa para el ambiente a diferencia de los plásticos derivados del petróleo utilizados actualmente. Tras un proceso de extrusión y otros tratamientos puede convertirse en material para cubiertos, envases o bolsas. Se utilizan como capas de sellado térmico, etiquetas y bolsas de transporte, como alternativa para películas tradicionales y para la producción de envases rígidos.


Los resultados obtenidos por los alumnos y docentes de la casa de altos estudios y el análisis de las posibles aplicaciones del plástico biodegradable en productos de diseño industrial forman parte de los nuevos conocimientos que se busca difundir mediante este trabajo. “La experiencia realizada ha sido muy rica, no sólo por los resultados obtenidos hasta el momento sino también por el intercambio de inquietudes e ideas entre los participantes de la misma”, expresó Karina González, docente e investigadora de la carrera de Ciencia y Tecnología de los Alimentos de la USP-T. Así mismo destacó la importancia de continuar en esta línea de investigación en vista de las enormes posibilidades que ofrece en el ámbito de la producción la elaboración de productos con materiales biodegradables, no sólo desde el punto de vista del agregado de valor a materias primas como el almidón de maíz sino fundamentalmente en cuanto a sus posibilidades de comercialización en el ámbito mundial en el marco de un planeta que cada vez precisa nuevas soluciones a los problemas de la contaminación y el procesado de Residuos Sólidos Urbanos.

Plásticos derivados del petróleo y bioplásticos

Los plásticos tradicionales, producidos a partir del petróleo, son utilizados ampliamente debido a sus propiedades mecánicas y fisicoquímicas. Sin embargo, el elevado costo del petróleo, su agotamiento futuro y la escasa degradabilidad de los petroplásticos ha hecho que se busquen alternativas a estos. Los bioplásticos son polímeros que provienen de fuentes naturales y renovables. La mayoría presentan mejor biocompatibilidad, y todos son biodegradables por microorganismos como bacterias, hongos, algas, etc.

Carreras innovadoras

En la Universidad de San Pablo T, las carreras reciben un enfoque integral, especialmente orientado hacia la práctica laboral. La enseñanza personalizada en modernas instalaciones crea el ambiente propicio para desarrollar las capacidades intelectuales de los alumnos y prepararlos para un futuro de éxito.

Para poder ingresar este año la universidad ofrece beneficios económicos en la matricula, con Club La Gaceta o abonando con Tarjeta Naranja los ingresantes cuentan con un 15% de descuento sobre la matricula. Además para la universidad los vínculos de amistad son importantes por ello ofrece una promo para los que son amigos y elijan inscribirse en esta Casa de Altos Estudios, que consiste en el mismo porcentaje de descuento.


Conocé los perfiles laborales de Alimentos y Diseño Industrial

Lic. En Diseño Industrial: se orienta específicamente a las áreas de Diseño y Producción de objetos. Maneja aspectos formales y técnicos del diseño, dominando ampliamente la utilización de sistemas informáticos y sistemas técnicos de tratamientos de materiales. Estarán capacitados para la creación de líneas de productos, graficas en general, presentaciones, planos técnicos, catálogos, mobiliario, vehículos, utensilios, juegos, productos domésticos, equipamiento urbano, y muchos objetos de Producción Industrial.

Lic. en Ciencia y tecnología de los alimentos: se basa en la capacidad para responder a las necesidades del mercado de alimentos, el profesional trabajara en el diseño y ejecución de procesos que brinden valor agregado a productos vegetales y animales, en especial los de la región.