Piñera vuelve al poder y promete desarrollo

El presidente electo de Chile, el centroderechista Sebastián Piñera, asumirá hoy y se convertirá por segunda vez en el sucesor de la socialista Michelle Bachelet, en una reedición de la transición que se registró en 2010. Será el séptimo mandatario electo luego del retorno de la democracia en 1990.

11 Mar 2018
1

CAMINO AL PODER. A sus 68 años, Sebastián Piñera vuelve a convertirse en presidente de Chile. reuters

Carlos Dorat (DPA)

SANTIAGO DE CHILE.- El multimillonario líder conservador chileno Sebastián Piñera asumirá hoy por segunda vez la presidencia de Chile, con la promesa de crear más empleos, elevar los sueldos y transformar a su país en una nación desarrollada y sin pobreza.

Piñera, que se convertirá así en el séptimo mandatario elegido democráticamente tras el término de la dictadura militar de Augusto Pinochet en 1990, ganó cómodamente hace casi tres meses la segunda vuelta electoral al oficialista Alejandro Guillier, con casi el 55% de los sufragios. El contundente triunfo, que no lo imaginó siquiera el más optimista de sus partidarios, lo lleva ahora a presidir por segunda vez la nación sudamericana, de 17 millones de habitantes.

El líder derechista, que ya gobernó entre 2010 y 2014, sucederá en el cargo a la mandataria socialista Michelle Bachelet, quien también gobernó el país en dos oportunidades, la primera entre 2006 y 2010.

Piñera, de 68 años, ha prometido a los chilenos reactivar la economía del país, que a su juicio está estancada, crear 600.000 empleos de calidad y aumentar los sueldos, así como revisar las emblemáticas reformas tributarias, educacional y laboral aprobadas durante el Gobierno de Bachelet, entre otras iniciativas.

Además, ha ofrecido “transformar a Chile en un país desarrollado y sin pobreza (. ) y recuperar la senda del progreso y el desarrollo humano”, aseguró recientemente.

El multimillonario empresario conservador, quien, de acuerdo con la revista Forbes, es poseedor de una fortuna que alcanza los U$S 2.800 millones, lo que lo coloca como una de las personas más acaudaladas del país, es partidario también de que Chile siga siendo abierto y acogedor con los migrantes, aunque advirtió que cerrará las puertas “a todo aquello que le hace mal” al país.

Al frente de Chile Vamos, la alianza derechista que integran el Partido Renovación Nacional (RN), la Unión Demócrata Independiente (UDI) y otras formaciones menores, Piñera asumirá sus funciones por los próximos cuatro años, periodo en el que su coalición no contará con un Congreso tan favorable como sí lo tuvo Bachelet cuando hizo aprobar sus reformas. Además, encontrará una oposición de las formaciones que apoyaron a Bachelet y del Frente Amplio, un nuevo bloque de izquierda compuesto por 14 partidos y movimientos, que sorprendió en las elecciones parlamentarias realizadas junto con las presidenciales a fines de 2017, al convertirse en la tercera fuerza política tras aumentar de tres a 20 sus diputados y conseguir por primera vez un senador.

A la ceremonia de cambio de mando han comprometido su asistencia varios presidentes de países de la región, como el argentino Mauricio Macri, el peruano Pedro Pablo Kuczynski y el boliviano Evo Morales, entre varios otros, mientras Estados Unidos se hará representar por su secretario de Salud y Servicios Humanos Alex Azar. Uno de los que no estará en la cita será el presidente venezolano Nicolás Maduro, quien justificó su inasistencia debido a una gira pendiente a Asia. Su decisión fue celebrada transversalmente por dirigentes políticos chilenos que incluso habían pedido al Ministerio de Relaciones Exteriores que le cancelaran la invitación.

El cambio de Gobierno se realizará al mediodía en la sede del Congreso Nacional, ubicado en el puerto de Valparaíso, a unos 120 kilómetros al oeste de la capital Santiago de Chile. El rito será también el último acto oficial de Bachelet, la primera y hasta ahora única mujer que ha gobernado Chile en toda la historia del país. La mandataria confirmó que no tiene ninguna intención de postularse por tercera vez.

En Esta Nota

Sebastián Piñera Chile
Comentarios