Simples y contundentes

10 Mar 2018
1

SÁBANAS. Más de 40 trabajos participaron en la intervención. la gaceta / foto de Inés Quinteros Orio

> ANÁLISIS

“En la villa le decimos no al macho que mata, rompe y viola”. El texto está escrito en una sábana en la que muñecas de trapo cuelgan de lo más alto del museo; no casualmente está pintado allí un enorme corazón en este trabajo que hicieron las mujeres de un merendero. “Cuerpos Sudados” intervino el jueves la fachada del Timoteo Navarro, con decenas de trabajos realizados con técnicas y materiales diversos, por iniciativa del Grupo Intervencionista de Tucumán.

Simples y básicas, las imágenes de mujeres desnudas se repiten una y otra vez entre las sábanas. “Ni madre por deber, ni presa por abortar ni muerta por intentar”, se lee en otro desnudo que contiene un niño. Son dibujos, pinturas, collages, textos, colores como el violeta que se encuentran aquí y allá. De conjunto es una instalación; desde un poco más lejos, una intervención sobre los andamios del museo en tono de reclamo.

Guerrilla Girls, grupo de Nueva York, se planteaba acciones similares, con un duro contenido denunciando a los museos en los que prácticamente no había obras de artistas mujeres. Algo de eso puede observarse en el trabajo de Mané Guantay, que incorpora una camisa de trabajo y escribe: “No a la mirada patriarcal del arte”. ¿Un mensaje para las autoridades que colaboraron y apoyaron estas acciones?

Todas, o casi todas las problemáticas están presentes: Constanza Valdecantos, en un grueso cuerpo bordado, dibuja textos como “Gorda”, “Fea”, “Vaca”, “Ridícula”. Un conjunto de tijeras amenazan a una mujer en la sábana de Florencia García Otta. Dalma Pizarro realiza una obra impresa con manchas de manos y pies y un pequeño cuerpo, incorpora dos agujas y como escrita a máquina define “clandestino”.

Bordados, costuras, apliques de telas -en definitiva, arte textil- constituyen figuras femeninas en el planteo de Yudith Pintos. “Baila, baila en las aguas, baila”, se llama el trabajo de Ana Martínez, que representa al personaje que se desnudó en El Bajo y se mojó ante la vista de todos. “Para cuándo” responde a los mandatos sociales, una pregunta que acosa a las mujeres: cuándo se recibirán, cuándo el novio, cuándo la boda, cuándo el hijo...

Las intervenciones artísticas siempre son políticas, sea del tema que se trate. Más en este caso, cuando de las mujeres se trata.

Comentarios