Transportaban desde Aguilares 27 kilos de cocaína para vender

Tres hombres fueron detenidos por personal de la Unidad Regional Oeste (URO).

09 Mar 2018
1

DETENIDOS. Son oriundos de Aguilares y llevaban 53 panes de “merca”.

Lo que parecía un control vehicular de rutina, terminó con el secuestro de un importante cargamento de cocaína. Tres hombres fueron detenidos ayer por personal de la Unidad Regional Oeste (URO) cuando transportaban 25 kilos de esa droga por la autopista Tucumán-Famaillá.

Corrida hacia el cañaveral

La Policía Vial estaba instalada cerca del puente de Santa Bárbara, cuando detuvieron la marcha de un Ford Fiesta. Los ocupantes mostraron actitud sospechosa, por lo que decidieron requisar el auto.

En ese momento, uno de ellos descendió del rodado y escapó corriendo hacia unos cañaverales. Los policías lo persiguieron hasta lograr atraparlo. Luego, volvieron hasta el puesto de control.

En el interior del rodado fueron encontrados 53 panes de cocaína por un peso de 25 kilos. Por la cantidad de sustancia encontrada, dieron aviso a la Dirección General de Drogas Peligrosas. Efectivos al mando del comisario Jorge Nacusse se trasladaron hasta ese sector.

Los detenidos fueron identificados como “El Gordo Manuel”, de 31 años y “El Gringo Ale” y “Pepe”, de 21. Todos viven en Aguilares.

“Alita de mosca”

Después de realizar los tests de rigor, constataron que se trataba de sustancia de máxima pureza, de la denominada “ala de mosca”.

La cocaína habría sido trasladada desde el sur de la provincia y tenía como destino la capital, donde iba a ser distribuida entre transas de diferentes barrios, dedicados al narcomenudeo, según estiman las fuentes policiales.

En enero, 61 kilos

Por la cantidad de sustancia incautada, se trata de uno de los procedimientos más importantes realizados en la provincia en lo que va de 2018.

Este año se logró un secuestro histórico de esa droga en la provincia. Fue a fines de enero. 61 kilos de cocaína fueron descubiertos cuando eran trasladados en un colectivo de larga distancia. El vehículo de tuvo una falla y fue trasladado al taller. Allí un mecánico descubrió de casualidad los 57 panes de cocaína mientras reparaba los fusibles ubicados debajo de los asientos delanteros. Eso dejó al descubierto la maniobra.

En Esta Nota

Narcotráfico
Comentarios