Cartas de lectores

08 Mar 2018

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER (I)

La mujer logró mayor status social, derechos y reconocimientos a fuerza de una lucha tenaz que se cristalizó sin duda alguna en el siglo XX. Pero esa lucha no fue fácil; debía cambiarse el orden establecido por una sociedad machista y conservadora; y sabido es que el primer paso para un cambio social es la transgresión de los paradigmas fijados. Tres mujeres argentinas llevadas por el amor iniciaron ese camino de rebelarse a los cánones sociales. Me refiero a Camila O‘Gorman, Aurelia Vélez y Lola Mora; tres mujeres y tres historias de amor dignas de recordar en este día especial. Camila O ‘Gorman se enamoró de un sacerdote, Ladislao Gutiérrez; tucumano él, durante el gobierno de Juan Manuel de Rosas. La falsa moral del tirano condenó de sacrílego el amor de la pareja; era un amor incomprendido y terminó malogrado cuando éste ordenó el fusilamiento de la pareja (1848); la joven Camila se encontraba embarazada cuando los fusiles segaron su vida. Aurelia Vélez era hija de Dalmacio Vélez Sarsfield, autor del Código Civil; dada su notoria inteligencia terminó por ser su asistente en tan magna tarea. Pero Aurelia sufría en soledad el desdén de la sociedad porteña, por ser la amante de Sarmiento; doble dolor de la hija del jurista, por no poseer para sí a su amado y tener que soportar la ponzoña del chisme, proveniente mayormente de su propio género. No obstante ello, Aurelia acompañó desde las sombras a su amado. Lola Mora tuvo una impronta más desafiante que supo plasmar en sus esculturas, donde la desnudez y el erotismo escandalizaban a una sociedad pacata. Lola también conoció un amor prohibido por la época; se casó a los 42 años con un hombre 20 años menor que ella. El destino de la escultora en Europa fue triste; terminó sola, pobre, anciana y agregada en la casa de unas parientes, en el olvido. Los destinos de Camila, Aurelia y Lola tuvieron en común amar lo prohibido; y pagar por dicho amor con la vida, la crítica y la soledad, por parte de una sociedad llena de prejuicios, donde a la mujer le estaba vedado elegir a quién amar y cómo vivir el amor. Vaya en este día especial un sencillo homenaje para estas mujeres, transgresoras desde el amor y pioneras de un cambio.

Mario Alberto Villafañe

[email protected]tmail.com


DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER (II)

Para engrandecer su nombre voy a pluralizar el concepto que se les dio a sus hazañas y superpoderes: “mujeres maravillosas”. Son heroínas de carne y hueso que diariamente luchan contra toda adversidad, se ponen el hogar al hombro y al hombre también. Lo difícil lo hacen fácil, ya sea en su rol de madre, hija, esposa o amiga. Dios, en su obra maestra de la Creación, tardó más tiempo en crear a la mujer; se las ingenió para dotarla de escudos protectores para emprender su difícil tarea. No eran suficientes ingredientes como coraje, bondad, belleza, fuerza, inteligencia y delicadeza. Tomando el diccionario de la vida, abrió en la letra “M” y extrajo madre y maestra; de la “U”, unión y universal; de la “J”, justa y jefa; de la “E”, entereza y enseñanza, y de la “R”, reina, romántica y razonable. Luego, creó a la mujer y la echó a rodar. Aunque a los hombres nos cueste creer, nos superaron en muchas cosas, y en algunas nos aplastaron. En su día, deseo que todas las mujeres transiten un bello día.

Francisco Amable Díaz

Pedro G. Sal 1.180 - Barrio 20 de Junio


San Miguel de Tucumán


DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER (III)

No caben dudas de que todos los días, en cada lugar del mundo debería ser el día de este ser, en el que se concentran las más grandes noblezas y formas de sacrificios, entregas y renuncias, sintetizadas en la palabra: “mujer”. Bien suelen decir que “detrás de un gran hombre, siempre hay una gran mujer”. Perdí a mi mamá a los 8 años. Han pasado muchos años, y en los momentos más duros y cruentos de mi vida, me sentí fortalecido con sólo repetir la palabra “mamá”. Y este sentimiento profundo y querido estará conmigo mientras viva. Propicia es la oportunidad para desearles a todas las mujeres de mi tierra y de mi país y a las de todo el mundo, todas las felicidades, el bienestar, el amor y la paz que la vida y Dios puedan darles. Un rezo profundo y evocativo para las que ya no están, sin olvidar a las mujeres que, en distintas regiones o lugares de nuestra tierra, sufren hambre o malos tratos por muy cuestionadas razones religiosas o de otra índole. Y pongo particular énfasis y un muy fuerte repudio a las que sufrieron y sufren violencia de género. En esta vertiginosa violencia que pareciera no tener límites, quiero alertar una vez más (sumándome a lo que se recomienda a diario) a todas las mujeres que sientan o sean conscientes que si algo transgrede o violenta el respeto que merecen, no duden en denunciar para que sean asistidas, sin dudar que por más solas o aisladas que se sientan, desde el momento de su denuncia jamás volverán a estar solas. Y será la Justicia la que sabrá darles la seguridad que necesitan. En este Día Internacional de la Mujer, les deseo paz y amor.

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]


LA CIUDAD DE LULES

En respuesta a la carta “El municipio de Lules” (5/3) de la lectora Verónica Cabrera Guzmán, expreso lo siguiente: Coincido plenamente con sus afirmaciones. Pero quiero agregar algo que me resulta por demás importante resaltar, y es que esta insólita política del intendente de reemplazar la obra pública por personas que cobran sin trabajar (“ñoquis”, vulgarmente dicho) está causando un enorme daño a la comunidad toda. Es así que, como encargado de una cuadrilla de cosecheros. el año pasado sufrí el ausentismo reiterado de ocho de los 11 obreros que disponía, dado que al cobrar de la Municipalidad de Lules debían concurrir a los actos obligadamente (incluso, fueron sacados durante su trabajo por punteros políticos). Este año me ocurre lo mismo. Pero ahora es más evidente el daño causado, porque no logré incorporar a ninguna persona. No hay en Lules personal dispuesto al trabajo, dado que existe un “conformismo” y una aceptación a cobrar el Salario Universal más la dádiva política del municipio y quedarse en la casa. El intendente debería reflexionar sobre esa política, en virtud de que nos está llevando, inexorablemente, a perder la cultura del trabajo en mi ciudad. Tampoco entiendo la política del Gobierno provincial de seguir enviando fondos públicos descontroladamente, a no ser que el gobernador, Juan Manzur, pretenda que la ayuda social del Ministerio de Desarrollo Social sea reemplazada por un intendente.

José Ramos

[email protected]


¿IGNORANCIA O CORRUPCIóN?

Desde que tengo uso de razón, observo que toda vez que el Gobierno Nacional trata de controlar la suba del dólar, el Banco Central sale a vender dólares de nuestra reserva con el pretexto de evitar que esa divisa se dispare. Hoy nos enteramos que se vendieron U$S 30 millones de nuestras reservas, suma que en un santiamén pasó a manos privadas. Creo que, obviamente, financieras y bancos privados son quienes se benefician con la operación. Sin embargo, nunca se ha sabido que algunas de estas sociedades salgan a ofrecer dólares en el mercado para que descienda el valor de la divisa. Las ofertas de dólares por el Banco Central siempre son y serán aceptadas de inmediato, porque el negocio es obvio. Lo malo es que el ciudadano común, que soporta todos los días los efectos de la inflación, debe asistir absorto a estos manejos. Por otra parte, nunca sabrá quiénes son los que se beneficiaron con la compra de dólares, porque su lista no se publica. Dentro de mi ignorancia, supongo que los altibajos del mercado de valores, son patrocinados y manejados deliberadamente, por corporaciones amparadas por el hecho de que los EEUU pueden emitir dólares a discreción, ya sea que la Reserva Federal lo autorice o no. Creo que lo más conveniente para nuestro país es que la Nación, en lugar de apresurarse a vender, decida quedarse con los dólares y dejar que suban todo lo que quieran. De este modo nuestras reservas incrementarán su volumen. Pero este viejo e inexplicable paliativo, que equivocadamente todos los gobiernos utilizan, sólo servirán para aquellos grupos de capitales organizados que manejan la especulación financiera. Una actividad que se enseñorea en nuestro país.

Humberto Hugo D’Andrea

[email protected]


ALCOHOLISMO EN TAFÍ VIEJO

Quiero expresar que me preocupa el descontrolado consumo de bebidas alcohólicas por parte de los adolescentes, de ambos sexos, durante los fines de semana. Es algo que ocurre en la vía pública, en la intersección de la ruta provincial Nº 315 y avenida Roca, de la ciudad de Tafí Viejo. Las reuniones que allí se realizan duran hasta el amanecer, sin que las autoridades intervengan con la adecuada energía, para conjurar tan inquietante cuadro. Como resultado obvio, no sería raro que, además del alcohol, circulen drogas en estas reuniones. Las manifestaciones de esos chicos adolescentes desbordados exigen la intervención policial inmediata, como también la de sus padres quienes deben asumir sus graves responsabilidades en el tema. Es decir, destinar una mayor y más atenta vigilancia a las actividades nocturnas de sus hijos. Nadie puede estar en desacuerdo con la necesidad de que, ante una situación tan peligrosa y deprimente, se activen los mecanismos de control, tanto de parte de las autoridades como de los hogares, cada uno dentro de sus ámbitos. Los índices de alcoholismo y de drogadicción se han incrementado en nuestro país en los últimos años; dichos valores son indicadores de que el Gobierno y la sociedad deben trabajar mancomunadamente a fin de aminorarlos.

Jacinto Barrionuevo

[email protected]


INSEGURIDAD

Perdón señor ministro fiscal. En el gobierno anterior, usted ya tuvo un caso similar con respecto a la delincuencia de los famosos motoarrebatadores. Ahora, con consecuencias aún más graves, la situación sigue igual o peor. Si la provincia cuenta con autonomía de revocar algunas leyes de carácter legal, ¿por qué no se sientan a tratar el tema acuciante en los tres poderes legislativos, sin dilatarlo una semana más? Los hechos vuelan por segundos, arriesgando vidas inocentes. Todos sabemos que el tema inseguridad es lo más grave que tiene Tucumán. En vez de pensar en el megaproyecto de Las Talitas, ¿por qué no construyen una o dos cárceles más y arreglan las celdas de cada comisaría? Creo que es prioridad absoluta y nos corresponde.

Daniel Leccese

[email protected]


FE DE ERRATAS.

En nuestra edición de ayer la leyenda foto inferior de la página 2 debió decir: “Daniel Posse. El presidente de la Corte local en una imagen reciente”. Pedimos disculpas por la errata.

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios