“La gestión de Manzur estancó a la provincia”, afirmó Amaya

El secretario de Vivienda de la Nación, tildó de incoherente al mandatario; radicales hablan de “omisiones”

05 Mar 2018

Juan Manzur no tomó conciencia de que gobierna Tucumán hace más de dos años”. Sin rodeos, el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, cuestionó el informe de gestión que presentó el jueves ante la Legislatura el gobernador tucumano.

Según el funcionario macrista, el mandatario provincial muestra incapacidad y defensa de intereses personales. “El nivel de incoherencia y la falta de conocimiento de las necesidades de la provincia quedaron en evidencia en su rendición de cuentas en la Legislatura. Es lamentable que la mayor parte de su pobre alocución se refiera a sus constantes viajes que sólo favorecieron a empresas que son funcionales a sus intereses, o peor, viajes donde fue junto a sus familiares a promocionar sus aceitunas que produce en otra provincia argentina”, bramó el ex compañero de fórmula de José Cano, por el Acuerdo para el Bicentenario.

“Es grave que se vanaglorie porque en Tucumán 220.000 niños tienen que comer en la escuela y que 60 familias reciban módulos alimentarios. Es muy triste que en vez de pasarse la mayor de tiempo fuera de la provincia, no se ocupe de solucionar los problemas estructurales”, prosiguió Amaya.

El ex intendente de San Miguel de Tucumán cuestionó que Manzur se haya jactado de las cifras de atención en los hospitales públicos en su mensaje anual. Según había precisado el gobernador, más de 600.000 tucumanos fueron asistidos en una o en más oportunidades por el sistema público de salud, a lo largo de 2017. “Es preocupante que quien manejó los recursos del Ministerio de Salud nacional hable de cifras millonarias de consultas por enfermedades cuando se gastaron miles de millones en prevención que evidentemente fracasaron”, arremetió.

El funcionario de Cambiemos reforzó su idea de que el titular del Poder Ejecutivo y su gabinete no priorizan la defensa de los intereses de la provincia. “Manzur y todos sus funcionarios deberían reflexionar y admitir que no les interesa el destino de los tucumanos. Que son un gobierno ausente que estancó a la provincia, que llevan más de dos años y la delincuencia crece, la inseguridad se multiplica y admiten públicamente que el 84% de los recursos provinciales son para pagar sueldos”, planteó. “O sea, su incapacidad y lo que es más grave, la negación de la realidad o la necesidad de viajar para ver otra realidad, está condenando a los tucumanos al estancamiento mientras ven como el resto del país se desarrolla y mejora su infraestructura. La Nación ayuda a la provincia. El problema es que Manzur y su gente prefieren las distancias a la realidad”, completó.

Presión fiscal y salud

Sectores del radicalismo también replicaron las palabras del gobernador. El jefe del bloque de la UCR, José María Canelada, advirtió que el discurso de Manzur estuvo plagado de contradicciones y verdades a medias. A su vez, cargó contra el peronismo. “Es una lástima que lleven 70 años señalando las desigualdades e injusticias de nuestra sociedad. En Tucumán gobernaron 35 de los últimos 45 años y poco hicieron para cambiar esa realidad”, analizó.

Canelada le pidió que respete los acuerdos fiscales firmados con la Nación. “Se comprometió con la Nación a bajar impuestos, pero lo primero que hizo fue subir Ingresos Brutos en Tucumán”, expuso. “No podemos dejar de cuestionar que las giras internacionales se usen en beneficio de las empresas del gobernador”, añadió.

“El gobernador hace referencia a la generación de trabajo y del impacto que produjo la apertura de mercados para el limón. Pero también dice que la Nación apuesta a la especulación financiera. Lo que omite Manzur destacar es que la recuperación de la industria azucarera es consecuencia directa de políticas nacionales”, amplió.

Su correligionaria Adela Estofán de Terraf también reprochó el contenido del mensaje anual. Específicamente, la legisladora cree que el mandatario omitió datos sobre asuntos de salud. “Habla de que se han sostenido ejes de trabajo en prevención de enfermedades no transmisibles, pero no dice por qué no reglamenta ni pone en práctica las leyes de Diabetes y Alzheimer que hemos aprobado, y que tienen más casos que el dengue y el sarampión. También dice haber puesto énfasis en materias de adicciones y violencia de género, pero estas leyes nunca han sido reglamentadas”, advirtió.

Comentarios