Los chefs tucumanos egresan y viajan al exterior en busca nuevos horizontes

El mercado de grandes restaurantes está saturado en Tucumán. Pero hay otras opciones

05 Mar 2018

En 2000, la carrera de chef fue un boom. Todo el mundo quería ser cocinero. Fue la época de oro del Gato Dumas y de todos los demás que le sucedieron y que saltaron a la fama a través de la televisión. Con el correr de los años la locura por ser chef o cocinero fue decantando. Claudina Mamaní, rectora del Instituto Americano, recuerda que por aquella época llegó a tener cuatro divisiones del mismo año. Hoy hay menos estudiantes pero más nivel académico. “A la carrera se le agregaron las materias nutrición, dietética, cocinas internacional, étnica y regional, idiomas y marketing, además de las específicas”, cuenta.

La demanda de la carrera tiene relación con la saturación del mercado, opina el jefe de cocina del restaurante del Catalinas Park, Ramón González. El chef observa que en Tucumán no hay muchos lugares de alto nivel y diversidad como ocurre en Buenos Aires. “En Tucumán no tenemos tanto público. Por eso el egresado de gastronomía, sobre todo, si es joven y soltero, busca viajar al exterior para aprender la cocina de otras culturas y, si no tiene posibilidades económicas, al menos se va al sur del país para poder ser contratado por las grandes empresas en cruceros”. Muchos jóvenes tienen la oportunidad de conseguir buenas ofertas laborales y terminan emigrando a otros países. Además, como ocurre en todas las profesiones, la capacitación y el perfeccionamiento no terminan nunca.

¿Qué ocurre con el joven que decide quedarse en Tucumán? “El que no viaja hace pasantías en locales de catering y busca hacer su propio emprendimiento, es decir, pone su fábrica de pastas frescas, de repostería y pastelería, o su empresa de catering, y les va muy bien”, reconoce González. Ocurre que el negocio de la comida es próspero en todo el mundo. Cada vez hay más gente que no tiene tiempo de cocinar y, por lo tanto, hay más necesidad de cocineros y, si son buenos, más trabajo tienen.

Comentarios