Michel Temer será investigado por corrupción

Para la Justicia, el Presidente es sospechoso

03 Mar 2018
1

BRASIL.- El juez Edson Fachin, instructor en la Corte Suprema brasileña, en las investigaciones por corrupción vinculadas a la constructora Odebrecht, aceptó ayer una demanda que envió la Fiscalía, y añadió al presidente Michel Temer a la lista de sospechosos.

Asimismo, el magistrado amplió hasta finales de mayo el plazo otorgado a la Policía Federal para concluir la investigación sobre un caso que afecta al jefe de Gabinete, Eliseu Padilha, y a la secretaria General, Wellington Moreira Franco,. Ambos cercanos al mandatario.

Las indagaciones realizadas apuntan a las supuestas comisiones pagadas por la firma Odebrecht entre los años 2013 y 2015 a la Secretaría de Aviación Civil, en ese entonces dirigida por Padilha, y luego por Moreira Franco, a cambio de “favores” políticos recibidos en ese período.

Según señalaron antiguos ejecutivos de la compañía brasileña, esos pagos se financiaban a través de operaciones de contabilidad paralela, como las campañas del Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), presidido entonces por Temer.

En base a esos testimonios, Temer, quien en ese momento era vicepresidente, participaba en la negociación que establecía las retribuciones a su partido, algo que el actual gobernante ha rechazado categóricamente.

Constitución

En Brasil, la Constitución impide que un presidente en pleno ejercicio sea juzgado por hechos anteriores al inicio de su mandato. Por esta razón, el año pasado el fiscal general Rodrigo Janot negó la inclusión de Temer en las investigaciones. Sin embargo, Janot fue reemplazado en septiembre por Raquel Dodge, quien tiene una interpretación distinta al respecto.

Según Dodge, aunque el mandatario no pueda ser juzgado ahora por ese caso, sí puede ser investigado, y por tanto, solicitó ampliar la averiguación para establecer el papel que jugó Temer en esa trama. Tesis que fue aceptada ayer por el juez Fachin.

Como argumento, la fiscal general se apoyó en que el gobernante ya es investigado en otro asunto que está en manos del Supremo, por supuestas maniobras que habrían beneficiado ilegalmente a una empresa del sector portuario.

Además, Temer estuvo involucrado también en una investigación por supuestas irregularidades en torno al grupo cárnico JBS, que llevaron incluso a la Fiscalía a presentar dos denuncias por corrupción en su contra. Estas fueron rechazadas posteriormente por la Cámara de Diputados, encargada constitucionalmente de autorizar el inicio de un juicio contra un presidente en su cargo.

Todos estos casos podrán llegar a los tribunales a partir del primero de enero de 2019, fecha en la cual el Presidente finalice su mandato, y realice la entrega del cargo al próximo ganador de las elecciones previstas para octubre. (Télam)

En Esta Nota

Michel Temer
Comentarios