Importante: estar conectados todo el día y publicar datos personales son los principales riesgos para los adolescentes

El estudio del Enacom menciona que los adolescentes copian y pegan lo primero que encuentran, ya sea cuando hacen tareas escolares o cuando buscan información que responde a sus intereses, poniendo en riesgo su capacidad de reflexión.

28 Feb 2018

Publicar datos personales y estar conectados todo el día son las situaciones de riesgo más frecuentes para la seguridad, la salud y el aprendizaje que enfrentan los adolescentes argentinos cuando navegan en Internet, informó hoy el Ente Nacional de Comunicación (Enacom), al presentar el primer relevamiento nacional sobre la problemática.

"Estar conectados todo el día atenta contra el aprendizaje de los adolescentes. Para que el capital cultural de un chico sea sólido debe estar vinculado a distintas experiencias: ir al cine, al teatro, a una plaza, a un gimnasio, leer un libro; el tiempo de ocio no debería estar monopolizado por la tecnología", afirmó Roxana Murdochowics, coordinadora del estudio.

"Sabemos por investigaciones previas que siete de cada diez adolescentes están todo el día conectados a la web y que cuatro de cada diez no apagan nunca su celular, ni siquiera para dormir", agregó la coordinadora.

También destacó que los adolescentes suelen pensar que lo que publican interesa sólo a sus amigos. La recomendación en este caso es decirles que no sabemos quién está del otro lado de la pantalla ni cómo va a usar la información que subimos, y que nada es privado en la red.

"La consecuencia es que los chicos no comparten con ningún adulto lo que ven en la web, si algo los incomodó, molestó o generó angustia", afirmó la especialista, que recomendó en este caso "no equipar las habitaciones de los chicos con tecnología, sí no los espacios comunes".

Entre la información personal que suelen publicar, mencionó: nombre y apellido real, domicilio, fotos que revelan dónde y cuándo realizan sus actividades cotidianas y el lugar y momento en que están de vacaciones.

El estudio menciona que los adolescentes copian y pegan lo primero que encuentran, ya sea cuando hacen tareas escolares o cuando buscan información que responde a sus intereses, poniendo en riesgo su capacidad de reflexión.

Otro de los riesgos es que los chicos menores de trece años -edad legal mínima para estar en las redes- suelen tener perfiles.

"Sabemos que seis de cada diez chicos de once y doce años tienen perfiles en redes sociales. Lo que recomendamos es que los padres estén entre sus contactos", comentó Murdochowicz.

Advirtieron que en Argentina cinco de cada diez chicos no distinguen los contenidos publicitarios de los informativos.


Comentarios