No sirve tapar los pozos con tierra y basura

26 Feb 2018

La imagen muestra el mal estado de conservación que tiene este camino de la localidad de Palomino. A esta vía se llega por la ruta 157, a unos 30 kilómetros de Simoca. Un automovilista advirtió sobre las graves dificultades que existen para transitar, situación que se agrava particularmente durante la temporada de lluvias. El conductor criticó al comisionado rural, Arturo Guerra, porque sostuvo que luego de las últimas lluvias cubrió los pozos con tierra y basura, “lo que no sirvió para nada”.

Un ómnibus pasado por agua

Un estudiante universitario, que a diario viaja en colectivos, se quejó y denunció el mal estado que presentaría la unidad 112 de la Línea 101 que transita por avenida del Líbano (ex Mitre). A la falta de limpieza permanente que sufrimos todos los que viajamos en el servicio político de pasajeros -dijo-, se suma que días pasados, en momentos en que llovía, caía más agua dentro del ómnibus que afuera, producto de una perforación en el techo. Advierte que otros pasajeros comentaron que el daño viene de hace tiempo y que le advirtieron del problema tanto al chofer de turno como a un guarda de la citada empresa, pero se quejan porque nunca se repara.

UN CAMIÓN MAL ESTACIONADO

Un automovilista se quejó porque, desde hace más de 10 días, hay un camión mediano de transporte de sustancias alimenticias estacionado en zona prohibida (por la franja amarilla pintada en el cordón de la vereda), en la intersección de San Martín y Monteagudo, más precisamente en San Martín al 200, al frente del mismo Concejo Deliberante capitalino. ¿Nadie lo ve, ni los inspectores de tránsito que frecuentemente circulan por el lugar?, se pregunta el conductor, no sin antes advertir que la presencia de dicho camión obstaculiza el giro de quienes vienen por Monteagudo y quiere tomar por San Martín hacia el oeste.

MERCOFRUT: UN PUESTERO MATA PALOMAS

Un puestero del Mercofrut elevó sus quejas a la dirección del centro de comercialización frutihortícola contra el dueño de un puesto, a quien acusa, junto con varios de sus colegas, por dedicarse a matar las palomas que vuelan por dentro y fuera del galpón central. Los denunciantes aducen que las palomas “no le hacen mal a nadie como para que este señor salga a matarlas y dejarlas tiradas por el piso, convirtiendo el predio en un foco de contaminación y pésima imagen para quienes concurren a comprar, tanto comercializadores minoristas como consumidores residenciales”.

PÉRDIDA CLOACAL EN UNA VEREDA

La entrada principal a la ciudad de Monteros, sobre la ruta 38, carece de semáforos y reductores de velocidad, lo cual la convierte en un punto peligroso para quienes circulan por allí. Un conductor advirtió que en varias oportunidades hubo accidentes. Lo más grave, señala, es que frente a dicho acceso hay una escuela primaria y a dos cuadras un hospital. Considera que es un cruce vial peligroso, por lo que invoca la actuación del Intendente, de a la autoridad que corresponda, para que solucionen el inconveniente. Plantea que no necesitan un cartel luminoso que demande un alto costo, sino simplemente que se pongan un semáforo y reductores de velocidad.

LÍQUIDOS CLOACALES EN UNA VEREDA

Una vecina denunció que existe una antigua y permanente pérdida cloacal en la vereda de un inmueble ubicado en avenida Francisco de Aguirre al 1.800, entre San Miguel y Paso de los Andes (foto). La lectora afirma que llevan más de un mes reclamando que la rotura sea reparada, sin que hasta la fecha hayan tenido una respuesta favorable de la SAT. Señala que el problema no sólo afecta a los vecinos de dicho inmueble, sino también a quienes transitan por allí, situación que se agudizará cuando los niños que viven en la zona comiencen su período escolar y deban caminar por el lugar, entre el olor maloliente y restos de basura esparcidos en el lugar.

EMPLEADOS MUNICIPALES IRRESPETUOSOS

En pasaje Almirante Brown 1.458, donde funciona una dependencia de la Municipalidad, y pasaje Polonia, altura de avenida Alem segunda cuadra, es permanente el tránsito en contramano y el estacionamiento ocupando el espacio reservado para de las rampas para discapacitados. Un vecino del lugar elevó sus quejas y agrega que el problema es aún mayor, porque los empleados de dicha dependencia municipal estacionan como quieren, especialmente una conductora que los habría amenazado . Otro vehículo se estaciona en la bocacalle y quienes deben cruzar por la esquina corren serio de peligro de sufrir un accidente. El denunciante afirma que se cansó de llamar a la Municipalidad y a la grúa de tránsito, pero dice que nunca logró que solucionaran el problema.

MATORRALES CRECEN SIN FRENO

Una señora que frecuentemente transita por calle Delfín Gallo al 500, altura Muñecas al 2.100, se queja por los matorrales que existe en una vereda que impiden circular por allí, obligando a los transeúntes a bajar a la calzada para poder superar ese obstáculo. Comentó que, mes a mes, los yuyos y arbustos siguen creciendo en volumen y en cantidad, sin que la Municipalidad se haya presentado a desmalezar el lugar. Además, señaló que vecinos del lugar han detectado la presencia de roedores, cucarachas e insectos, y hasta algún alacrán, por lo que exige que los organismos municipales o provinciales competentes solucionen el problema antes que haya que lamentar heridos o gente infectada por alguna enfermedad.

UN BASURAL EN LAPRIDA AL 600

El problema de todos los días en Laprida al 600: un contenedor lleno y muchas bolsas con basura que lo rodean. Un vecino que vive en el lugar se quejó contra la Municipalidad y el servicio de recolección de residuos, porque los restos pasan varios días generando malos olores, sin que nadie se presenta y levante los desechos domiciliarios.

ROTURA FRENTE A SAN FRANCISCO

Asfalto roto en pleno centro de la ciudad. Un comerciante de calle 25 de Mayo al 100 se quejó por el peligro que significa para motociclistas, automovilistas y transeúntes la rotura que hay en el pavimento, frente a la Iglesia San Francisco. Advierte que varios vecinos elevaron sus reclamos al municipio capitalino, y luego de reconocer que aparecieron un día y echaron un poco de ripio tapando el agujero existente, el hueco se volvió a abrir provocando maniobras imprevistas y que algún motociclista cayera al piso.

PÉRDIDA DE AGUA EN SAN MARTÍN AL 4.000

Un grupo de vecinos elevó su reclamo por una pérdida de agua en la vía pública que ya lleva más de un mes sin que la SAT se haya presentado a reparar el desperfecto, según denuncia. Se trata de agua potable que emana en calle San Martín al 4.000, en una zona densamente poblada de la ciudad. Los denunciantes demandan la urgente intervención de la empresa estatal prestataria del servicio de agua y cloacas para que, por una parte, se subsane la rotura y deje de volcar agua a la vía pública; y, por otro lado, que se tome en cuenta que hay varios sectores de la ciudad que claman por un poco de agua para sus hogares. Insisten en que la SAT debería ser más solidaria con los usuarios, antes de pretender aumentar el precio del servicio.

Comentarios