Jóvenes quieren más participación en la Iglesia

Se prevé que expondrán su visión sobre estructuras consideradas caducas dentro de la institución y que pedirán que se revean temas como la homosexualidad

26 Feb 2018
1

REPRESENTANTES. Noelia Barrera y Santiago Tognetti hablarán con el Papa junto a otros 300 chicos del mundo. FOTO/ GENTILEZA DE sANTIAGO tOGNETTI

Felices y ansiosos por “esta oportunidad gigante” que les dará el Papa de hablar con él sobre la situación de los jóvenes en la Iglesia, Noelia Barrera y Santiago Tognetti se preparan para ir a Roma. El encuentro, del que participarán 300 jóvenes de todo el mundo, se realizará del 19 al 24 de marzo y concluirá con un documento que servirá de material a los obispos para la próxima Asamblea General sobre “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”, que se realizará en octubre.

En diálogo con LA GACETA, desde Buenos Aires, donde vive, Santiago (del movimiento Focolar) reconoce: “hay muchas realidades sociales que son emergentes en estos últimos tiempos y hacia las que la Iglesia, quizás, no encuentra todavía la forma de llevar la propuesta de Cristo. Entre ellas están las de muchos jóvenes que se ven afectados en temas tan sensibles como la homosexualidad. Cómo acompañarla, desde una propuesta pastoral, es uno de los temas que a los jóvenes les toca en primera persona. Me parece muy interesante que el Papa quiera escucharlos personalmente”. Durante el encuentro también habrá jóvenes no creyentes y de otras religiones.

El encuentro concluirá en la plaza de San Pedro el 25 de marzo, Domingo de Ramos, en el que se celebrará la XXXIII Jornada Mundial de la Juventud 2018.

“Este encuentro no sólo será para hablar de los jóvenes, sino de toda la Iglesia. Porque los jóvenes son el presente y el futuro, entonces no es un sínodo sobre los jóvenes sino de la Iglesia toda”, entiende Santiago.

También reconoce: “la mirada del joven tiende a ir en contra de las estructuras, porque somos así... nos mandamos, y a veces nos equivocamos. Los jóvenes son pura pregunta, exigentes en cuanto a la vocación profunda de encontrar su lugar en el mundo. Lo lindo de la mirada del joven es esa apuesta al diálogo con toda la Iglesia!”, remata.

Documento preparatorio

Noelia, del Litoral y de la Comisión Nacional de la Pastoral de Juventud, cuenta que se trabajó sobre un documento preparatorio sobre la base de una consulta en todas las diócesis del país. Luego, cada diócesis mando una síntesis de las respuestas y se elaboró una conclusión final que se envió a Roma, contó la joven.

Ella espera que de todo eso pueda resulta “la verdad de los jóvenes”. “Muchas veces se los critica y se ve solamente su parte negativa. Queremos mostrar que los jóvenes tenemos mucho de positivo y mucho para dar. Por eso esta es una oportunidad gigante de poder renovar la esperanza, fortalecernos en la fe y abrazar un poco más la vida”, expresó.

En Tucumán, el padre Nelson Ezequiel González, de la Pastoral de Juventud, explicó que el objetivo del pre sínodo está en la introducción del documento preparatorio: “la Iglesia ha decidido interrogarse sobre cómo acompañar a los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada al amor y a la vida en plenitud, y también pedir a los mismos jóvenes que la ayuden a identificar las modalidades más eficaces de hoy para anunciar la Buena Noticia”.

Qué se espera del encuentro 
n Santiago Tognetti señaló que entre los aportes que se hicieron desde la Comisión de Pastoral al documento final que se envió a Roma están “el acompañamiento pastoral a los jóvenes, el rol de los que acompañan, de la escucha y de la necesidad de conocer la realidad juvenil”.
n  Destacó la importancia de darle más protagonismo al joven, que pueda tener espacios de decisión y de compromiso dentro de la Iglesia.
n “La necesidad de que la Iglesia pueda ser familia. Las pastorales vocacionales están muy direccionadas a la consagración y no tanto a llevar adelante procesos de formación de la familia, para que  en ella también podamos ver un camino a la santidad”, dijo.
n Respondieron los cuestionarios 221.000 jóvenes del país.

Qué se espera del encuentro 

Santiago Tognetti señaló que entre los aportes que se hicieron desde la Comisión de Pastoral al documento final que se envió a Roma están “el acompañamiento pastoral a los jóvenes, el rol de los que acompañan, de la escucha y de la necesidad de conocer la realidad juvenil”.

Destacó la importancia de darle más protagonismo al joven, que pueda tener espacios de decisión y de compromiso dentro de la Iglesia.

“La necesidad de que la Iglesia pueda ser familia. Las pastorales vocacionales están muy direccionadas a la consagración y no tanto a llevar adelante procesos de formación de la familia, para que  en ella también podamos ver un camino a la santidad”, dijo.

Respondieron los cuestionarios 221.000 jóvenes del país.


Comentarios