Milanés fundó la trova cubana, pero se desencantó de la revolución

El músico llegó a ser diputado en su país y embajador cultural. Poemas de Guillén y Martí

24 Feb 2018
1

CRÍTICO. Obtuvo el reconocimiento nacional e internacional por sus populares composiciones, como “Yo no te pido”. FOTO CUBA DEBATE

Defensor acérrimo de la revolución cubana en un tiempo y muy crítico después, Pablo Milanés le puso música al socialismo.

Autor de canciones inmortales como “Yolanda”, “El breve espacio en que no estás” o “Yo no te pido”, el cantautor cubano cumple hoy 75 años y sigue en los escenarios.

Nacido el 24 de febrero de 1943 a finales de los 60, junto a Silvio Rodríguez y Noel Nicola fue uno de los fundadores del Movimiento de la Nueva Trova Cubana al calor de la emblemática Casa de las Américas y que se convirtió en uno de los fenómenos con más fuerza del panorama musical latinoamericano, informa la agencia DPA.

Imposible olvidar algunos de sus temas popularmente conocidos como “Para vivir”, “Yo me quedo” o “El amor de mi vida”; también musicalizó poemas de Nicolás Guillén en canciones como “De qué callada manera” y los “Versos sencillos” del Héroe Nacional José Martí.

Durante años “Embajador musical” de la Revolución cubana, llegó a ser diputado de la Asamblea Nacional del Poder Popular, pero la caída de la Unión Soviética y la posterior crisis económica que generó en la isla le hizo ir tomando distancia política, primero en silencio y después públicamente.

En 2006 participó en un homenaje por los 80 años de Fidel Castro en el concierto “Todas las voces Todas”. “Felicidades, Fidel”, dijo Milanés antes de comenzar su actuación con la simbólica “Canción por la unidad latinoamericana”.

Pero en 2011, pocos días antes de actuar en Miami dio varias entrevistas a medios locales en los que criticó la falta de libertades en la isla y la autocensura de la prensa cubana.

Incluso recordó que en la década del 60 estuvo internado en las Unidades Militares de Apoyo a la Producción (UMAP), los campos de trabajo tristemente célebres donde fueron recluidos homosexuales, religiosos y los que no se adecuaban a los “parámetros revolucionarios” de entonces.

De Silvio Rodríguez

“Lo que escandaliza a algunos no es el contenido de sus críticas sino la forma, que además de burda parece desamorada, sin el más mínimo compromiso afectivo”, le respondió el cantautor Silvio Rodríguez.

El autor de “Ojalá” recordó que Pablo Milanés y él hacía más de 20 años que no se veían y ni siquiera hablaban por teléfono. “El Pablo que conozco -añadió- tiene casi un cuarto de siglo de retraso”.

A Pablo Milanés el desencanto le llevó incluso a minusvalorar las reformas del presidente Raúl Castro, que permitieron a los cubanos salir libremente del país, comprar líneas de celulares, alojarse en hoteles para extranjeros o comprar y vender casas. “Cuba está igual o peor que antes”, afirmó en 2012.

Tras el revuelo que tuvieron sus declaraciones en la isla, últimamente ha evitado pronunciarse sobre la actualidad política, prefiriendo bajar su perfil, aunque siempre aseguró que el cantautor es “un reflejo de lo que acontece alrededor y no se puede aislar”.

A lo largo de su carrera, Milanés ha recibido el reconocimiento tanto nacional como internacional. Tiene las mayores distinciones que se da en Cuba al mundo de la cultura como las Orden Félix Varela (1984) y Alejo Carpentier (1982), el Premio Nacional de Música (2005) y la medalla Haydeé Santamaría (2006). En 2006 obtuvo dos Grammy Latinos, así como otras distinciones en Europa y en países América Latina.

comentarios