La legitimidad de la violencia política

25 Feb 2018
1

CONEXIÓN. Los incidentes de fines de 2017 le dan actualidad al texto.

NOVELA

LOS HALCONES DE LA REPÚBLICA

PABLO ARRIZABALAGA

(Galáctica - Buenos Aires)

La novela nos plantea una cuestión que adquiere una connotación particular, en un país como el nuestro, después de los incidentes de fines del año pasado: la legitimidad de la violencia como herramienta de transformación política.

En este caso, los protagonistas conforman una fraternidad clandestina, denominada “Los halcones de la república”, que se propone asesinar a políticos corruptos para extirpar lo que estos conciben como un cáncer mortal para la dinámica institucional.

El dilema que enfrentan los personajes convocados a integrar la organización nos recuerda al célebre debate entre Jean Paul Sartre y Albert Camus, que este último plasmó en Los justos. Allí planteaba que la única manera de digerir el asesinato político para quien lo comete es la abstracción, la deshumanización de la víctima, la concepción del objetivo como una pieza de un esquema maligno que debe ser eliminada para evitar que miles o millones sufran. Esa disyuntiva maniquea atraviesa a los protagonistas de la novela. “Eran jóvenes, llenos de vitalidad e ideas, querían cambios y los querían ahora, no estaban dispuestos a esperar que la vida se extinga lamentándose por todo lo que pasaba, como veían que sucedía con sus abuelos, padres y hermanos. Ellos eran la metamorfosis real, aquí y ahora, no había lugar para el mañana. Estaban dispuestos como pocos a hacer lo que debían”, plantea el narrador.

Se trata, en definitiva, de una novela que atrapa, con un planteo perturbador que llevará al lector a contrastar sus convicciones con una hipótesis estremecedora.

© LA GACETA

Juan José Fernández

En Esta Nota

Notas de opinión
comentarios