Cartas de lectores

14 Feb 2018

PEATONAL MENDOZA

No hace mucho, LA GACETA publicó una carta sobre la referencia la peatonal Mendoza, que se extiende desde el 500 al 700 de dicha arteria, de nuestra capital. Se trata de una vía de importancia en el centro comercial y a todos nos interesa que esté organizada como corresponde. Pero ocurre que existe una deficiencia la cual no es corregida, además de que, lentamente, se asiste a una creciente desnaturalización de su uso. La deficiencia reside en esos rectángulos de latón que se instalaron al inaugurarla. En la actualidad, uno de ellos muestra una estropeada foto del ex intendente, Ramón Isauro Martínez y, en un impreso a punto de desprenderse, sus datos biográficos. Los otros se han convertido en soporte de pegatinas comerciales, lo que les otorga un pésimo aspecto. Por otra parte, a diario, se observan vehículos (motocicletas, motos), que circulan libremente por dicho paseo y además estacionan tranquilamente, a cualquier hora del día o de la tarde. Tengo entendido que la venta callejera de mercaderías está prohibida. Sin embargo, parece que no se considera tal la actividad de quien -por ejemplo- se instala con sus pinturas, las despliega a lo largo de varios metros y procede a venderlas a los transeúntes sin que nadie lo impida.

Jacinto Barrionuevo

[email protected]


TARIFA DEL TRANSPORTE

“El Dr. N. A. Otto, de Alemania, inventó el motor de combustión interna en 1876; pero este no significó gran cosa para el norteamericano medio hasta que Henry Ford, en 1908, lanzó al mercado un automóvil que no era un juguete de rico, sino un instrumento de trabajo del pobre”. Esta revolución económica- entre otras cosas- fue consecuencia de la creación de un mercado nacional, hecho posible por una red ferroviaria que unía las granjas con los centros comerciales y fomentaba el crecimiento de las ciudades”. ¿El transporte público de pasajeros, hoy, está concebido para el trabajador? Objetivamente es una traba al desarrollo de las fuerzas productivas. ¿Razones? La Asociación de Empresarios del Transporte Automotor de Tucumán pide un boleto de $ 15,98 junto a una indexación mensual. ¿Las paritarias trabajadoras tendrán las mismas posibilidades? Habían considerado, la vez pasada, como “insuficiente el aumento del boleto, establecido, en San Miguel de Tucumán, en $ 9,35” (LA GACETA). “Cuestionaban a los que no entienden a esta actividad comercial como ajena a las reglas y vaivenes del mercado”, ya que “todos los bienes y servicios se incrementaron más del 100%”. No explicaban que el precio de su “mercado” es incompatible con el precio de otro mercado, el de la mano de obra (salario), del cual se “nutren” y llaman “usuario”. La población, en los hechos, sin necesidad de piquetes, no puede circular libremente, fomentando, paralelamente, el transporte ilegal. Los servicios no mejoraron. Agravaron el no cumplimiento de los horarios de ingreso y egreso a los lugares de trabajo y de estudio, perjudicando al trabajo. El transporte público de pasajeros ha colapsado definitivamente. Argumentan costos y no abren sus contabilidades a la sociedad. ¿Una solución transitoria? Un transporte que no tenga por objetivo el beneficio o la ganancia. Suficiente con un buen servicio y el pago, en tiempo y en forma, a los choferes. ¿Razones? Una camarilla de capitalistas, minoritaria, dueña de ómnibus y taxis, no puede cuestionar y paralizar al conjunto de la economía.

Pedro Pablo Verasaluse

[email protected]


DISCURSOS NEFASTOS

El año 2018 llegó con noticias, y de qué manera: tarifazos por doquier, niñez desvalida, jubilados devaluados, trabajadores sin trabajo, CEOs que esquilman y achican el Estado, que estigmatizan a la política y abusan de ella. No obstante, Carlos Pagni escribe: “Después llegarán las buenas noticias”. En ese desandar, los que fugan divisas, los que aconsejan cómo eludir y no pagar impuestos, los que se tragan lo producido por la clase trabajadora, o sea el poder real, el mercado, manipula la información e instala la idea de que hay que esperar, tener paciencia. Capitalismo neoliberal. No pidas paciencia. El tiempo, la vida no saben de esperar. A jubilados, como yo, el cielo o el infierno; según nuestro comportamiento, deberían esperarnos. El bienestar y la alegría ¡no! Basta del verso. En la Patagonia, el presidente, Mauricio Macri, expresó: “la generación actual de argentinos con poder, debe cuidarse de no endeudar a las generaciones futuras”. ¡Je, je! Este señor, en lugar de cumplir con la palabra empeñada, está empeñando el buen vivir de nuestros tataranietos. Son CEOs representantes del poder real económico, que a dirigentes, luchadores sociales o líderes que los enfrentan, como Milagro Sala, Cristina Kirchner o el papa Francisco, intentan debilitarlos con comentarios u opiniones desgastantes. Por ahí anda Juan José Sebreli, intelectual “jaqueador”, diciendo: “El Papa, humilde como cura de aldea, esconde un político habilísimo y astuto”. En este carnaval de noticias, aparece Luis María Etchevehere, imputado de cohecho. Estos personajes públicos, con discursos divorciados de su real accionar, instalan en la población que ser cínico, hipócrita y mentiroso son un distintivo social. Conceptos que ayer descalificaban, hoy son una cucarda.

Hugo Vallejo

Manuel Estrada 3.850


San Miguel de Tucumán


ALUMBRADO PÚBLICO

En LA GACETA se publicó en esta sección una opinión de Silvia María Siccar, con el título “San Pablo”, donde menciona que en el lugar o barrio en que ella vive, días atrás un vehículo sin identificación y con una cuadrilla de personas, retiró las luminarias del alumbrado público y jamás se las volvió a instalar. Me hago eco de la carta de esta lectora. Le hago conocer a la opinión pública que el vehículo es una camioneta carrozada, antigua, color borravino, con una sola chapa patente; tengo entendido que está contratada por la comuna; la vemos arrastrando un móvil llamado “barquilla” -sin identificación alguna-, que se utiliza para cambiar las lámparas, podas de árboles, extensiones de líneas de alumbrado público, etcétera. Este elemento es similar a una que tiene la comuna con identificación, que desapareció junto con el tractor color azul que es patrimonio del pueblo. Ya desaparecieron dos camiones marca Dodge. LA GACETA informó, en octubre de 2008, que el Tribunal de Cuentas de la Provincia había multado al actual comisionado rural y a la habilitada contable (2007- 2011). También sabemos que se llevaron, por una deuda de la delegación, dos carros nuevos, un tanque para 10.000 l y otro para cargas generales. Señores gobernantes: las vacaciones ya han pasado, pónganse las pilas y trabajen para los parroquianos que los votaron y para los que no.

Carlos Drube

[email protected]


“La nueva doctrina”

Acabo de leer con no poco asombro la carta del señor Luis Vides Almonacid titulada “La Nueva doctrina I” (13/2) en donde cita mi nombre asociándolo ex profeso con otras personas que desconozco y cuyo patrón relacionante queda muy poco claro. Desearía hacerle notar al señor Vides Almonacid que puede él estar o no de acuerdo con lo por mí expresado en alguna carta anterior pero eso no le da derecho a utilizar mi nombre, juzgar mi intención o difundir su interpretación errónea de lo por mí escrito como estandarte de batalla. La libertad de expresión, de concebir y expresar ideas no admite el difamar a terceros por no compartir lo por ellos expuesto.

Karina Zerillo

Cazzaro
[email protected]


Zaffaroni

“En aquel tiempo, Jesús les propuso a sus seguidores este ejemplo sobre la necesidad de orar siempre, sin desanimarse jamás: En una ciudad había un juez que no temía a Dios ni le importaba nadie. En esa misma ciudad había una viuda que vino donde él a decirle: ‘Hágame justicia contra mi adversario’. El juez no le hizo caso durante un buen tiempo. Pero al final pensó: ‘Aunque no temo a Dios y no me importa nadie, esta viuda me molesta tanto que le voy a hacer justicia, así ya no volverá a romperme la cabeza’. Y el Señor dijo: ‘¿Se han fijado en las palabras del juez injusto? Ahora bien, ¿Dios no les hará justicia a sus elegidos si claman a él día y noche, mientras él demora en escucharles? Todo lo contrario; pues les aseguro que Dios hará justicia en favor de ellos, y lo hará pronto. Pero, cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?”. Como lo demuestra el relato, Jesús califica al juez de injusto; le asigna ese calificativo porque no le teme a Dios ni le importa nadie. Creo que el ex juez Raúl Zaffaroni, cuya fama excede a la de un juez injusto, debería hacerse eco de este relato y bajarse del estrado imaginario en el cual todavía se encuentra, llamándose a silencio, y reconociendo sus culpas que son más que pesadas, abarcativas y perjudiciales para los argentinos. Una demostración de respeto a sus congéneres y a lo celestial no le vendría mal a la salud de su alma, duramente castigada por él mismo en los años de vida que durará su paso por este milenario mundo que habitamos.

Daniel Chávez


[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios