Asaltan y amenazan con secuestrar a la hija de un matrimonio en barrio Los Plátanos

Cuatro hombres armados ingresaron por la fuerza y los ataron. Dijeron que iban a matarlos y llevarse a la niña de seis años. Se adueñaron de $ 20.000 y huyeron en el auto familiar

13 Feb 2018

“No fueron más de 15 minutos, pero parecieron dos horas”, dijo Manuel Gómez, de 56 años, mientras describía el asalto que sufrió junto a su familia ayer a la madrugada.

El hombre contó que se encontraba durmiendo junto a su esposa y sus hijos en su domicilio de la calle Fortunata García al 3.900, en el barrio Los Plátanos, cuando, cerca de las 3, cuatro hombres destrozaron a golpes la puerta de entrada e ingresaron a la vivienda. “Me despertó un ruido como de explosión, pero ya no podía hacer nada, estaban dentro de la casa”, expresó con notable angustia Gómez.

El dueño de casa explicó que los asaltantes “tenían la cara cubierta y se movían de forma muy organizada”.

Gómez relató que apenas cruzaron la puerta, los asaltantes se dirigieron a su habitación. Allí, le ataron las manos con precintos y le tiraron una sábana encima. “Nos ataron a todos menos a mi hija de cuatro años, a quien llevaron a otra habitación”, dijo.


El hombre explicó que si bien los delincuentes lo golpearon, “por fortuna no lastimaron a nadie de la familia”. En los minutos que estuvieron dentro, los delincuentes fueron habitación por habitación, revolviendo todos los muebles buscando dinero.

“Nosotros no tenemos lujos, somos una familia trabajadora, estaban buscando plata que no hay”, dijo Natalia, esposa de Gómez.

Amenazados

Los familiares relataron que los asaltantes se comportaron de forma muy violenta: “amenazaban con matarnos si no les decíamos dónde había más plata, y luego nos decían que iban a secuestrar a la nena”.

Según el relato de las víctimas, los delincuentes “se movían de forma muy organizada” y creen que sólo uno de ellos habría “estado bajo el efecto de alguna sustancia por su forma de hablar”

Después de dar vuelta la casa los delincuentes, que al parecer habían llegado en dos motos, se llevaron alrededor de $ 20.000 que la familia tenía ahorrado, algunos electrodomésticos y se dieron a la fuga en el auto marca Fíat Palio color rojo que pertenecía al dueño de casa.

Gómez contó que luego del incidente tuvieron que poner una cerradura nueva y que están pensando en reforzar la seguridad de la vivienda. También añadió que su hija menor no pudo dormir tranquila a raíz de que “se encontraba con mucho miedo”.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios