La construcción, los autos y el campo, viento en popa

13 Feb 2018

En el sector industrial se espera un año con un crecimiento moderado en algunas ramas, mientras que otras sufrirán por la competencia de bienes del exterior; el rubro automotor es protagonista, junto a los vinculados al campo y a la construcción, señala un informe del diario La Nación. El año pasado, la producción industrial argentina tuvo un avance del 1,8% en promedio: seis ramas industriales que monitorea el Indec tuvieron un crecimiento y otras seis, cayeron. Los sectores que empezaron a despegar son los vinculados a la construcción y al campo. El fuerte impulso a la obra pública del Gobierno nacional traccionó fuerte a rubros como el acero o la producción de cemento. “La industria automotriz empezó a sentir el despertar de Brasil, que en la última parte de 2017 comenzó a crecer luego de una de sus peores crisis económicas”, explicó Diego Coatz, economista de la UIA. Otros sectores siguieron en caída, como el de productos textiles o electrónicos y la industria alimenticia. “En general, aquellos sectores con mano de obra intensiva son los que siguieron cayendo”, analizó Lorenzo Sigaut Gravina, de Ecolatina. A largo plazo hay inquietud en la industria. Se le reclama al Gobierno más rapidez en la baja de impuestos, menos atraso cambiario y una política menos aperturista. Desde el Gobierno dicen que no hay apertura indiscriminada. El déficit comercial industrial en el comercio exterior llegó el año pasado a U$S 48.000 millones, una verdadera aspiradora de divisas que se compensa con los dólares que entran por emisión de deuda o inversiones financieras.

Comentarios