Con la excusa del fútbol, los pacientes de diálisis concientizaron sobre la donación de órganos

Un grupo de pacientes organizó una jornada de salud, deporte y difusión sobre el trasplante. Enfermeros y familiares se sumaron a la movida

13 Feb 2018

A los 22 años, Manuel Arce entró por primera vez a una sala de diálisis. Un problema en el riñón lo puso en lista de espera para recibir la donación de órganos. Durante un año y medio esperó por un riñón. Ante la falta de donantes, su madre, Eva Chaile, le donó uno de sus riñones. Manuel vivió siete años con el nuevo órgano hasta que este dejó de ser compatible. Entonces se vio obligado a volver a la sala de diálisis por segunda vez en 2001. De esa manera, Arce lleva 17 años en espera de un trasplante. Durante la semana debe cumplir con rigurosidad un tratamiento de diálisis que se realiza tres veces por semana. Cada una de esas sesiones dura cuatro horas.

Para concientizar sobre la importancia de la donación de órganos, Manuel Arce, que hoy en día tiene 50 años, organizó una movida de salud, deporte, y difusión con los demás pacientes que comparten la clínica. Tuvieron la idea de jugar un partido de fútbol “Por la Vida”, y lo hicieron en la cancha ubicada en avenida Juan B. Justo al 1.600, frente a la clínica donde se realizan las sesiones de diálisis tres veces a la semana.

“El objetivo era compartir un momento con los demás pacientes en diálisis, porque en la clínica pasamos cuatro horas por día y no tenemos tiempo para dialogar y, a la vez, difundir la necesidad y la importancia de la donación”, explicó Arce.

Una gran familia

Según el Incucai, en todo el país hay 11.000 personas esperando un trasplante. Arce habló con Agustina Malinar que es la nutricionista de la clínica para pedirle un respaldo a la movida. Ella aceptó la invitación de inmediato. “Somos una gran familia; aquí vienen casi 300 pacientes a diálisis durante la semana -dijo Malinar-; comparten con nosotros mucho de su tiempo y también con otros pacientes”.

“Son luchadores de la vida, porque no bajan los brazos y siguen adelante; entonces cómo no vamos a ayudarlos”, resaltó.

La idea del fútbol comenzó a tomar forma y se fueron acoplando otros pacientes y el personal de la clínica. “Quieren hacer una movida más grande que incluye una revista hecha por ellos mismos para informar sobre el tema y concientizar a la sociedad”, remarcó.

“Los pacientes son una familia, comparten todo: sus miedos, sus dudas; y algunos se mueren y otros siguen en la lucha día a día; por eso digo que son luchadores”, resaltó.

El fútbol fue simbólico y participaron todos. Ni siquiera los que estaban con muletas se perdieron la ocasión de entrar a la cancha. Además colaboraron dos equipos de fútbol femenino que también jugaron en una movida que comenzó a las 9 y terminó a las 13.30.

El primer partido lo disputaron dos equipos formados por pacientes; luego hubo otro encuentro entre dos grupos “rivales” formados por el personal de la clínica. Arce no dejó nada librado al azar. Antes de la jornada deportiva y de salud convocó a una joven fotógrafa para que registrara las imágenes. Entonces María Emilia Avellaneda, de 16 años, se sumó a la lista de colaboradores.

Gustavo Daniel Rodríguez, de 43 años, empezó diálisis hace seis años y con mucha ilusión espera un trasplante. “Hacer diálisis significa que esta nos ata a muchas cosas -dijo Rodríguez-; por ejemplo, no nos dan trabajo y por eso tenemos psicólogos, que nos enseñan a superar estas adversidades, porque nos sentíamos muy mal”. “Todos los meses estamos ilusionados de recibir un trasplante; por eso hicimos esta movida, para que la gente tome conciencia de la importancia de la donación de órganos, y salió muy lindo todo”, remarcó.

Comentarios