Una pareja de jubilados sufrió un asalto en banda

Seis hombres en tres motos los encerraron y a punta de pistola les robaron su moto. El matrimonio regresaba del cumpleaños de una nieta, cuando un grupo de ladrones interrumpió su marcha y los asaltó.

12 Feb 2018
1

ENOJADOS. Bustamante e Ibarra relatan los sucesos de ayer a la noche desde su casa en Villa Luján. LA GACETA / FOTO DE ANALÍA JARAMILLO

Justo Oscar Bustamante, de 76 años, y Adela Beatriz Ibarra de 78, pasaron la noche del sábado en la fiesta de 15 años de su nieta. Brindaron y bailaron durante horas. En la madrugada, el matrimonio decidió regresar a su casa, en Villa Luján.

En medio de su regreso, cerca de las 3, mientras circulaban en su moto por la avenida República del Líbano al 2000, empezaron a notar que seis hombres que se movilizaban en tres motos los seguían. “Doblamos en la calle México para alejarnos, pero dos de las motos se adelantaron y nos cerraron el paso y tuvimos que frenar”, contó Bustamante.

“La calle estaba muy oscura y desierta, no pasaba un auto, y yo me asusté mucho” dijo Ibarra, y manifestó que apenas la apuntaron con un arma entró en shock, sin poder hablar o moverse. “No entendía que estaba pasando, nos decían que nos bajemos de la moto y que le demos todo”, relató con indignación.

La mujer explicó que ella se tardaba en bajarse del vehículo, y que a raíz de su demora los hombres empezaron a ponerse cada vez más nerviosos. “Yo soy viejita, no me podía bajar rápido, y estaba muy asustada, mi esposo ya se había bajado y les decía que esperen”, (dijo).

Bustamente recreó que en todo momento los hombres los apuntaban con armas, y que empezaron a amenazar a su esposa: “metele un tiro y listo, más rápido”. El hombre contó que los asaltantes iban a cara descubierta y que no debían tener mas de 20 años de edad; añadió que “por la forma en la que hablaban o se movían estaban bajo el efecto de alguna sustancia”.

Tras una breve espera, dos hombres agarraron a la mujer por la espalda y la bajaron de la moto, “por suerte no me lastimaron, no fueron torpes ni violentos, agradezco que no nos hayan hecho nada”, expresó Ibarra.

A pie

Según la pareja, los hombres les quitaron la moto y la billetera de Bustamante, que sólo contenía sus documentos y $ 1800 que su hijo le devolvió en el cumpleaños de su nieta. Como consecuencia, tuvieron que volver caminando hasta su domicilio en la calle Santa Fe al 2900, en Villa Luján, a más de 4 kilómetros de distancia. “No teníamos plata, ni celulares, no había nadie en la calle, entonces no nos quedó otra que caminar”, dijo Bustamante.

Luego de caminar ocho cuadras, cuando se encontraban por la calle México y Thames, Ibarra contó que una familia que estaba en la vereda de una casa les ofreció su ayuda, “ellos nos llevaron a nuestra casa, y llamaron al 911, al principio nosotros no queríamos denunciar”, dijo.

Bustamante explicó que había comprado su moto, una Honda Fan, hace un año, y que es su única forma de traslado. “Robaron por maldad, de que les sirve a ellos, no teníamos nada de mucho valor”, se quejó el hombre, quien contó que desde los 18 años trabajó como albañil hasta el día que se jubiló.

“No les importa nada, ni siquiera si sos viejo o joven, es muy injusto”, finalizó Ibarra.

En Esta Nota

Inseguridad
Comentarios