Rechazan el hábeas corpus a Lula

El ex presidente presentó el recurso preventivo para evitar su detención tras haber sido nuevamente condenado por corrupción. Peligra su candidatura para las elecciones Ahora debe fallar la Corte Suprema en pleno

10 Feb 2018

BRASILIA.- El juez Edson Fachin, miembro de la Corte Suprema de Brasil y encargado del caso “Lava Jato”, rechazó el pedido de hábeas corpus preventivo presentado por el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva. La petición fue realizada para evitar su detención luego de ser condenado, en segunda instancia, a 12 años y 1 mes de prisión por delitos de corrupción. Sin embargo, el magistrado señaló que la decisión final corresponde al pleno del máximo tribunal.

El caso Lula será clave en varios aspectos: de la Corte Suprema dependerá su libertad pero también su posible candidatura a presidente en los comicios de octubre, en los que es amplio favorito en las encuestas. El ex presidente lleva más de 20 puntos de ventaja sobre el segundo, el ultraderechista Jair Bolsonaro, diputado y ex capitán del Ejército.

Entre otras cuestiones, para negar el pedido de hábeas corpus, Fachin se basó en una jurisprudencia de 2016 que indica que es posible detener a un acusado sin haber sido condenado en tres instancias. Ahora, la presidenta de la Corte, Carmen Lucia Antunes, deberá fijar una fecha para tratar el caso del ex presidente, quien contrató al ex ministro del máximo tribunal, João Pedro Sepúlveda Pertence, como su abogado en esta fase de su proceso.

El jefe de los defensores de Lula, Cristiano Zanin Martins, pareció conformarse con el fallo: “el ministro Fachin le dará al pleno del Supremo Tribunal la oportunidad de aplicar la Constitución Federal en lo que se refiere la presunción de inocencia hasta agotar todos los recursos”. Además, en un comunicado criticó que “Lula fue condenado en un proceso marcado por nulidades manifiestas y sin haber cometido delito”.

Lula fue condenado por ser encontrado culpable por haber recibido un departamento de propiedad oculta en el balneario de Guarujá, en el estado de San Pablo, por parte de la empresa constructora OAS. Su situación también se complicó en el Tribunal Superior Electoral, el cual será presidido por el juez de la Corte Suprema Luiz Fux. El magistrado dijo que será “irreductible” con la aplicación de la denominada “Ley de Ficha Limpia”, que impide la postulación a elecciones a condenados en segunda instancia. Por ello, el Partido de los Trabajadores (PT, fuerza política fundada por Lula) acusó a Fux de intentar influir en los comicios. “El juez tiene muchas ganas de ser un legislador; entonces debería presentarse a las elecciones. No tiene las atribuciones de inventar leyes de acuerdo a su voluntad, sino que debe aplicarlas”, dijo el jefe del bloque de diputados del PT, Paulo Pimenta. Y agregó: “centenares de candidatos disputaron elecciones con medidas cautelares en la última elección. Querer cambiar eso por causa de Lula es un desvío de finalidad, es encoger el tamaño e la justicia electoral”.

Fux, juez del Supremo Tribunal Federal, también se encuentra en el centro de la escena mediática por haber autorizado en 2014 un auxilio de vivienda de U$S 1.400 mensuales a jueces y fiscales de todo el país, incluso los que tienen propiedades propias y viven en sus ciudades de origen. (Télam)

Comentarios