Cartas de lectores

10 Feb 2018
1

la gaceta / foto de josé nuno.

¿CAMBIAMOS?

Hace días surgieron lectores que, mediante opiniones, estadísticas, números, críticas, cuestionan los cambios que a nivel económico, social, estructural, cultural, de seguridad, fiscal, impositivo, etcétera, se están produciendo a nivel nacional. No leí de ellos cuando en época de la “década ganada” (corolario de 70 años de férreo control cuasi mafioso), despedazaban nuestra Argentina. El tema es simple: si un partido, movimiento o ideología (nunca se definieron) que “nació” como defensor de los pobres deja un 33% de argentinos sumidos en la miseria, habría que cuestionarse qué pasó. Por vivencias de mi niñez en relación a acciones que sufriera mi familia con el “nacimiento” de “los defensores de los pobres”, hasta hoy -por los desaguisados que hicieron- nunca los voté al analizar los sistemas que implementaron y que hoy están a la vista: ex presidentes, altos funcionarios públicos, mercaderes de influencias, sindicalistas multimillonarios, empresarios e industriales en connivencia con aquellos personajes, destructores de nuestros valores de argentinidad, etcétera, todos presos, imputados, cuestionados por una sociedad que quiere dejar atrás esa horrorosa historia. Cada día se descubre un hecho delictivo nuevo cometido por estos nefastos y vulgares individuos. Las causas judiciales conocidas hasta hoy suman miles de millones de dólares. Si estos datos son la punta del iceberg, no hay que ser muy perspicaces para darnos cuenta de que el resto del dinero “evaporado” de las arcas públicas impidió una buena educación, atención eficiente de salud, defensa de nuestras fronteras, control de la creciente criminalidad y narcotráfico, contención de la pobreza. La maldita “grieta” no permite que depongamos nuestras miserias humanas impidiendo unirnos para reconstruir la sociedad. Somos rápidos para culpar, pero nos cuesta asumir nuestra responsabilidad de ciudadanos, constructores de una sociedad que quiere y necesita cambiar. Es posible. Otras sociedades lo pudieron hacer ofrendando parte de una generación para operar ese cambio. Valga como ejemplo Alemania luego del nefasto nazismo: convocó a todo alemán donde estuviera a darle al país dos años de su tiempo recibiendo sólo dos comidas diarias, un lugar para dormir y pasajes de ida/vuelta. Y en cinco años renació de sus cenizas y hoy es el protagonista central de la Unión Europea. Nosotros llevamos 70 años y nos cuesta madurar como ciudadanos. Se acabó la fiesta y hay que pagarla para que nuestros niños puedan vivir una nueva Argentina.

Luis Vides Almonacid

[email protected]


¿”Cerrar” la discusión salarial?

“Cerrar, en lo posible, las negociaciones con los gremios hasta fin de mes” (LA GACETA). “Cerrar” es un verbo; significa encajar una cosa ¿Un salario encajado en una inflación sin control? ¿A las familias trabajadoras les “cierra” el salario que se discute? Es la premisa que tiene el Poder Ejecutivo en las paritarias. “Premisa” es una idea que se da como cierta y que sirve como base para cierta discusión ¿En qué consiste? “Para el 5 de marzo está previsto el inicio del ciclo lectivo”. La premisa es un salario de $ 25.000. El inconveniente no es el porcentaje. ¿Cuál es? La no indexación mensual del salario. Los sindicalistas no aceptan ni piso ni techo por parte del Gobierno. “No aceptar” es negarse a recibir algo que se le ofrece o propone ¿Los defensores reales son dirigentes o afiliados? La epopeya sindical de la impostura se agota. Firmaron el año pasado acuerdos a la baja. Significó, para el docente, $ 1.800 en el bolsillo. Firmaron los primeros una Ley de Responsabilidad Fiscal, una pauta del 15% de reajuste en los salarios”. “Bajo ningún motivo aceptarán que el incremento de este año sea del 15%”, advirtieron los segundos. El “bono navideño”, sin pena ni gloria, a “cuarteles de invierno”. Ayudaba a la canasta escolar de febrero. “Aceptaron”, sin lucha, su desaparición. “Vamos a comenzar a hablar informalmente”. Informalmente significa “no cumplir con los compromisos que ha establecido con alguien o algo”. Es “no estar sujeto a reglas protocolares, ceremoniales o solemnes, sino que es propio del trato entre amigos o familiares”. La idea oficial es repetir el mismo esquema de negociación de otros períodos: aumentos en marzo y septiembre. Hegel dice que la historia se repite dos veces. Le faltó agregar: “la primera como tragedia y después como farsa” (Karl Marx). La farsa de “cerrar” la tragedia de llegar a fin de mes. La deliberación, la palabra trabajadora y la acción.

Pedro Pablo Verasaluse 


[email protected]


PARO DE COLECTIVOS I

La protesta de los choferes de colectivos del jueves pasado en el microcentro fue de terror; cuadras enteras llenas de unidades estacionadas a lo largo de la cuadra, muchas hasta en doble fila, tapando entradas y salidas de garajes, consultorios médicos, entradas de hoteles, la terminal de Ómnibus totalmente sitiada, y eso que es una concesionaria privada: no dejaban salir ni entrar a micros de larga distancia; los pasajeros sufrían cargando por sus medios las maletas para buscar luego su micro fuera de la terminal. Esta es una cortina de humo entre sindicalistas y empresarios, para presionar al municipio por el aumento del boleto. Les propongo imitar a los legisladores de la provincia de Salta creando un servicio único de pasajeros (Saeta) haciéndose cargo de toda la administración, por lo menos. Hace años que funciona bien y no existen rivalidades entre empresarios, a los que lo único que les importa es facturar.

Daniel Francisco Leccese

[email protected] 




PARO DE COLECTIVOS II

Los dueños de los colectivos solicitan que les permitan una suba de sus tarifas, porque subió el dólar. Es ridículo lo solicitado en esta época con enormes crisis. Poseen una flota de colectivos del año 2008. El sueldo promedio en nuestra ciudad es de $ 14.000, y un jubilado cobra $ 7.570. Si el boleto costara $ 14, una familia tipo de cuatro personas, que deba realizar un viaje ida y vuelta para regresar a sus hogares, deberá abonar $ 224 por día, y al mes $ 6.720. Por lo tanto, al que percibe $ 14.000 mensuales le quedarán $ 7.280/mes, y a un jubilado $ 850. Y en ningún caso recibimos aumentos desde hace un año. Estos propietarios de líneas de ómnibus venden millones de boletos sin ningún control de sus ganancias, y encima pretenden un nuevo aumento. Y con respeto a los taxistas, de las 12.000 unidades, sólo el 30% funciona correctamente, y el resto se cae a pedazos. Ni colectivos ni taxis cumplen con la verificación vehicular, ni con normas de desinfección. Por lo tanto, tampoco se les debe autorizar una mayor tarifa.

Ricardo Rizzi

Av. Central 3.965 – B° Oeste I - Tucumán


PARO DE COLECTIVOS III

No se han visto inspectores de tránsito poniendo trabarruedas ni colocando en los parabrisas de los ómnibus actas de la infracción evidente que tanto perjudicó al tránsito en la calurosa jornada.

Carlos Duguech


[email protected] 




TRÁGICOS PERSONAJES POLÍTICOS

Cuando leí la nota publicada en esta sección referida a la batalla de Stalingrado, que fue el inicio y el fin de la II Guerra Mundial, me recordó el trágico final que tuvieron los siniestros personajes que soñaron ser los dueños del mundo. Napoleón Bonaparte, que con un ejército de 60.000 soldados, que fue el más temido para esa época, se creía imbatible y con un mundo rendido a sus pies, terminó su vida condenado y muriendo solo en la prisión de Santa Elena, en Francia; Adolf Hitler, que juraba ser el creador de la raza única y quiso implementar un idioma único, terminó quitándose su vida junto a su mujer Eva Braun; y Benito Mussolini, dictador aliado de Hitler, fue ahorcado en una plaza mientras la gente aplaudía. Todos estos personajes enfermos de poder y riqueza pagaron con la vida sus ambiciones. Espero que algún político o funcionario piense más en preservar la paz y la libertad, y menos en la fortuna.

Juan Carlos Monasterio

Pje. Luis Beltrán 1.452 - Tucumán


Débora Pérez Volpin

La inesperada y dolorosa muerte de la Señora Débora Pérez Volpin, con 50 años jóvenes y llenos de promesas de vida, la muerte truncó su destino. Tenía dos hijos de 17 y 19 años, muy niños para comprender lo incomprensible, queda en el recuerdo de los que la conocieron su inmensa calidad y calidez humana. Los medios informativos televisivos dejan de lado esta luctuosa realidad y como perros hambrientos insaciables, se dedican todos a especular de cómo, porqué o cuándo sucedió lo terrible. No dudo que si serían más profesionales y humanos, se llamarían a un respetuoso silencio: informar de su muerte dentro de un total y absoluto respeto; y recordarla con su constante sonrisa y su carisma, reflejo de lo que fue. Haciéndome cargo de vergüenzas ajenas, acompaño a su familia. No olvidaremos a esos informadores de mala casta, responsables de un comportamiento que no es propio de los buenos profesionales y menos de seres humanos, que además de informar tienen la obligación cristiana de acompañar con pequeñas frases, ésas que alivian a las almas.

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]


Cambio de mano

Quedó demostrado que el cambio de sentido de calle Mendoza al 800 nunca fue productivo. De hecho, al realizarlo en el año 2011, arruinaron la cuadra al punto de dejarla abandonada. Pasó suficiente tiempo (unos siete años) para rever la situación y aprender de los errores, pero parece que no fue suficiente. Lo increíble de los nuevos retoques al tránsito tucumano, cambiando ahora el sentido de calle Mendoza al 900 (valga la redundancia, sin ningún tipo de sentido), refuerza la testarudez del subsecretario de Tránsito y Transporte Municipal, quien sin tener la capacidad de trabajar en equipo, escuchar a los vecinos, peatones y automovilistas (quienes sufren las consecuencias ocasionadas por su decisión casi personal) redobla su apuesta y multiplica el caos vehicular. Sin dudas no se tomó la molestia de hacer un estudio serio de la cuestión, a pesar de que podría hasta haberlo hecho con herramientas gratuitas como Google Traffic, sin ni siquiera moverse de su despacho. Con eso hubiese sido suficiente para darse cuenta de que la calle Mendoza entre el 800 y el 900 es una de las pocas del microcentro con tráfico directamente “nulo”. Basta con ver desde cualquier navegador de Internet la aplicación mencionada. Sin dudas que con esas nuevas medidas seguramente se resolvieron cuestiones políticas y señor Giovanniello pudo demostrar que puede equivocarse cuantas veces quiera sin medir las consecuencias. Lo que sin dudas no fue resuelto fue el problema de quienes, día a día, tienen que ingresar y salir del centro por trabajo, estudio o por el simple hecho de vivir allí.

María Fernanda Barrientos

[email protected]


POR FIN UNA BUENA

Días pasados visité el Centro de Interpretación de Quilmes. Realmente quedé muy bien impresionado de que alguna vez se haya hecho una cosa de tan buen gusto y nivel. Fui testigo y colaborador del arqueólogo Pellisero (Norberto) cuando hizo la reconstrucción de las Ruinas en el año 1976. Haber visto la ímproba tarea que realizaron los obreros contratados por la Comuna de Colalao del Valle y con la minuciosa dirección del doctor Pellisero, y ver esta exposición de tecnología e historia me emocionó cuando vi imágenes muy bien presentadas; no cuesta mucho hacer las cosas como deben ser. Esta obra es destacable, pero sugiero se agreguen detalles que le den ese salto de calidad para un turismo cada vez más exigente, como que el video sea también en inglés y que se instalen bancos para las personas mayores en la sala de exposición, además de un bar de buen nivel. No nos olvidemos que el turismo es gratificación, por lo que hay que agregarle comodidad y confort. Este centro, que tendrá atracción internacional, debe ser dotado de los elementos que lo hagan sobresalir sobre mediocres emprendimientos a los que nos hemos acostumbrado los tucumanos.

Ing. Julio Figueroa

[email protected]arnet.com.ar


ARTIMAÑAS DE LOS SUPERMERCADOS

Los gerentes de los supermercados han descubierto que el cliente promedio tiende a recordar el precio de soólo cuatro artículos, y no hay forma de que la mayoría de nosotros salga de la tienda con menos de ese número de artículos y deban gastar más dinero. En principio es el “tamaño del carrito de compras”: canto más grande, más dispuesto estarán a llenarlo. ¿Alguna vez han salido de un supermercado con sólo uno o dos artículos en el carrito de compras? En segundo lugar, los artículos de mayor necesidad se colocan en la parte posterior (al fondo) de la tienda. Tendrán que pasear por todo el supermercado para llegar hasta allí, y por lo tanto, estarás más expuestos a ver y comprar otros productos que no están en tu lista de compras. ¿Se dan cuenta? Tener que hacer las compras no es el momento favorito, pero la gama de colores brillantes y el perfume de frutas y verduras nos alegrará el estado de ánimo y motivará para comprar productos que no necesitamos. Los supermercados quieren llamar la atención sobre las marcas más vendidas o más populares que, por supuesto, son las más caras. Notarán cómo se colocan los cereales azucarados populares al nivel de los ojos, mientras que las opciones más saludables o baratas se encuentran en el estante inferior o en uno inaccesible. Muchos clientes que tienden a comprar los mismos productos una y otra vez, es probable que no estén dispuestos a probar algo nuevo. Es por eso que muchos supermercados ofrecen muestras para probar sus productos. Si te gusta, estarás agregando un artículo adicional en tu lista de compras. Y lo importante está al final: hay estantes con productos baratos y deliciosos. Los niños son susceptibles a tomar alguno de estos productos. Eso no es todo. Inventaron el 3x2 o el 4x3, donde nos tientan a comprar más artículos del mismo rubro y realizan descuentos que tientan, usan las tiendas para vaciarnos la billetera. Son las “artimañas que usan los supermercados para hacerte gastar más dinero”.

Julio Argentino Gómez 


[email protected]


LOS TAXIS EN EL AEROPUERTO

De acuerdo a la nota de ayer de LA GACETA, intentaré aclarar conceptos difusos. El Aeropuerto es una propiedad privada (concesionada), como la Terminal de Ómnibus, la playa de un supermercado o la cochera de mi casa, dentro de ella pongo mis propias reglas. La vía pública tiene reglas comunes y autoridades de aplicación, y cada una en su jurisdicción (nación, provincia, municipio). El caso que nos ocupa es jurisdicción pura y exclusiva de la Dirección General de Transporte de Tucumán, desde la salida del Aeropuerto hasta el ingreso a jurisdicción municipal (Alderetes, Banda del Río Salí, Las Talitas, Tafí Viejo, Capital, y otras). La ley n° 7.475/6 de Autos Rurales y la ley nº 7770/06 Registro Provincial Computarizado de Prestatarios del Servicio de Taxis, Remises y Autos Rurales, así lo expresa. Pero cuando sucede a la inversa, llevar pasajeros de un municipio al Aeropuerto es responsabilidad exclusiva del municipio donde se origina el viaje (Capital, Yerba Buena, Monteros o cualquier otra) que el auto esté habilitado para transportar personas. No soy quién para evaluar a los funcionarios del área, pero aconsejo a los pasajeros no tentar a la suerte subiendo en cualquier auto.

Roberto Nicolás Córdoba (h)

[email protected]

Comentarios