Un funcionario de la Casa Blanca renunció por maltrato a sus ex mujeres

09 Feb 2018

WASHINGTON.- El secretario de personal de la Casa Blanca, Rob Porter, dimitió tras ser acusado de maltrato por dos de sus ex mujeres.

Según informó la portavoz del Gobierno, Sarah Sanders, se trata de una decisión personal y Porter, de 40 años, no fue presionado para ello.

Dos ex mujeres de Porter lo acusan de haber abusado física y psicológicamente de ellas durante años, algo que él niega. Su primera mujer, Colbie Holderness, contó al “Daily Mail” que Porter le pegó reiteradamente durante sus cinco años de relación.

El diario publicó fotos en las que se ve a Holderness con un ojo morado. Según ella, las imágenes son de unas vacaciones en Italia durante las que Porter le pegó. El ex asesor de Trump lo niega, asegura que las acusaciones son “falsas e indignantes” y denuncia una “campaña de difamación”.

Como secretario de personal en la Casa Blanca, Porter se encargaba de la agenda y la correspondencia del presidente, Donald Trump, y trabajaba estrechamente con el jefe de Gabinete, John Kelly. Era un asesor cercano a Trump y según “The New York Times” intervino en la redacción del primer discurso sobre el estado de la Unión, en enero. Trump no reaccionó aún a la dimisión de su asesor. Sí lo hizo Kelly, que se mostró consternado por las acusaciones contra Porter. “En nuestra sociedad no hay lugar para la violencia doméstica. Mantengo mis declaraciones anteriores sobre Porter, al que conozco desde que asumí como jefe de Gabinete y creo que todo el mundo tiene derecho a defender su reputación”, dijo.

El “Daily Mail” citó declaraciones de Kelly en las que refiere a Porter como un “hombre íntegro”. (DPA)

Comentarios