“No hubo autocrítica, lo noté poco sensible”

08 Feb 2018

“Le dije (al presidente, Mauricio Macri) que ya no tengo lágrimas porque todos los días las derramo mirando a los ojos a mi nieto”, reveló a LA GACETA Victoria Morales, madre de Esteban García, uno de los tripulantes tucumanos del submarino ARA-San Juan, desaparecido desde el 15 de noviembre con 44 personas a bordo.

Familiares asistieron a la reunión del martes en la Casa Rosada con Macri y la vicepresidenta, Gabriela Michetti. En la convocatoria, presentaron un petitorio solicitando, entre otros puntos, la ampliación del área de rastrillaje y del presupuesto para buscar a la nave.

El encuentro “fue muy breve, pero ameno; después de 83 días nos pareció mínimo para recibir a 30 personas. No todos tuvieron tiempo de hablar”, sentenció. Victoria también se refirió a las hipótesis que rodean a la desaparición de la embarcación. “La hermana de Eliana Krawczyk (la única mujer a bordo del submarino) pidió que digan la verdad por todas esas versiones. Él sostiene que no hay nada concreto, que no se sabe qué pasó”, relató. Y añadió: “si, por ejemplo, nos dijeran que fueron bombardeados, al menos tendríamos esa certeza. Esos rumores nos dañan mucho, se sienten como cuchillos en las heridas que profundizan nuestro dolor”.

Con respecto a la actitud del presidente durante el encuentro, Victoria aseguró: “no hubo autocrítica, para nada. Lo noté poco humano, poco sensible”, describió. “La señora Michetti sí se quedó con nosotros y conversamos un poco más. Tampoco necesitamos que nos golpeen la espalda y nos digan que todo se arreglará, porque sabemos que no será así. Sólo queremos que hagan lo que deben hacer”, finalizó.

Comentarios