Más que premium, la nafta ya es un producto suntiario

07 Feb 2018
1

INESPERADO REAJUSTE. Las estaciones de servicio abastecidas por YPF tuvieron que modificar el valor de las naftas en sus pizarras. la gaceta / foto de herctor peralta

La compañía estatal YPF madrugó a los automovilistas con un inesperado aumento del 3,5% en promedio en todas sus naftas. A primera hora de ayer, los expendedores modificaron los valores. Por caso, la nafta Súper pasó de $ 25,99 a $ 26,90 por litro, mientras que el producto Premium de la marca, Infinia, pasó de los $ 29,34 a los $ 30,37. “Nosotros nos enteramos cuando se dan los aumentos; no tenemos comunicación anticipada. Hoy nos enteramos a la mañana cuando vimos precios en los surtidores de YPF, reconoció ayer a LA GACETA el presidente de la Cámara de Comerciantes de Derivados del Petróleo, Gas y Afines (Capega), Gonzalo Rodríguez.

De acuerdo con fuentes de la empresa petrolera de bandera estatal, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires la nafta súper pasó a costar $ 24,39 el litro, la Infinia $ 28,29 el litro, la Diesel 500 vale ahora $ 21,52 y el Diesel Infinia $25,07 el litro. El 26 de enero último, la empresa de mayoría accionaria estatal había aumentado en 4,5% promedio sus combustibles, consignó la agencia Télam.

Rodríguez estimó que el nuevo reajuste está relacionado con el incremento del valor del crudo y de la cotización del dólar. “Hace poco tiempo tuvimos un aumento de casi 5%. YPF había sido la última en incrementar los precios, pero esta vez tomó la iniciativa”, señaló el presidente de la Confederación del Comercio de Hidrocarburos de la República Argentina, Oscar Díaz. Es posible que el resto de las compañías petroleras también cambien los valores de sus productos. Según el economista Eduardo Robinson, el precio de los combustibles atado a la evolución del dólar y al precio del crudo. “En el mercado interno no son buenos los vaivenes para una inflación que cuesta bajar”, advirtió. Por otro lado, el experto explicó que el reajuste puede ser tomado en cuenta como una señal para fomentar la inversión en esta industria. “Pero hoy prevalece la primera visión. Hay impacto en los precios y eso no es bueno para la meta inflacionaria”, reafirma.

Robinson indicó que, en esta primera parte del año, se está observando una suerte de deterioro del salario que, probablemente, se intentará corregir en las paritarias para recuperar el poder adquisitivo del salario. Fuentes de la actividad remarcaron que, haciendo la comparación interanual respecto de los valores de pizarra, los combustibles ya se encarecieron hasta un 43%, que se acentuó desde que, en septiembre pasado, el Ministerio de Energía de la Nación decidió liberar los precios.

Comentarios