Cartas de lectores

05 Feb 2018
1

ATAHUALPA YUPANQUI

Expreso con gran preocupación, como escritor de algunas canciones y poemas, la tremenda falta de respeto a este magnífico e inigualable cantautor que habló de “nuestro Tucumán querido”. Me refiero a Don Atahualpa Yupanqui, quien en vida engrandeció a nuestra Provincia, que hoy está en malas manos, y en especial a la localidad de Acheral, donde está instalado su museo y que según LA GACETA estaría cerrado, dejando en una pared sucia esta semejante canción que es “Luna tucumana”, quedando comprobada la inoperancia del Comisionado Rural del lugar. A esto se agrega la responsabilidad del Gobierno de turno, que tanto daño le hace a nuestra cultura porque no solo no toma en cuenta que este artista nos hizo trascender en el mundo con sus canciones, si no que les da cabida a las culturas foráneas que tanto daño hacen a nuestra juventud. Cómo serán de inútiles, que nuestra provincia no ha tenido representación alguna en el más grande festival de Cosquín, teniendo Tucumán numerosos y grandes artistas y compositores de la expresión folclórica. Mientras tanto, Héctor Roberto Chabero (Atahualpa) nos debe estar mirando desde el cielo. Este grande merece la mayor gratitud de este Gobierno y del pueblo de Acheral, quienes no solo no respetan su memoria y el valor turístico de dicho museo, sino que hoy es despreciado y desvalorizado por los dueños del poder.

Emilio Florencio Villarreal

Barrio San Roque - Villa de Leales


“Probation” y contaminación

He leído en LA GACETA (02/02), que “un frigorífico educará en el cuidado del ambiente “, porque la Justicia Federal dejó en suspenso el juicio oral por el delito de contaminación que se tramita contra los imputados, vinculados el frigorífico Fidensa. A cambio, la firma demandada realizará actividades educativas ambientales, donación de carne e instalación de carteles preventivos. Como ciudadano, no estoy de acuerdo con esta medida conocida como “probation”, por los siguientes motivos: 1.- Este caso debe ser definido mediante una sentencia, que pueda exhibirse ante la sociedad donde se señale el daño que se le ha producido a la cuenca Salí-Dulce, quiénes son las personas responsables y las penalidades aplicadas; 2.- No se debe olvidar que en este caso, se encuentra en juego una lesión al medio ambiente, que cuenta con la protección en la Carta Magna (Artículo 41). Por ello, es necesario que el juicio continúe, a los fines de deslindar responsabilidades en los hechos que se están juzgando y para que no se repitan; 3.- En nuestro país, los ilícitos vinculados con el medio ambiente son objeto de tutela internacional (Artículo 11 de la Convención Americana Sobre Derechos Humanos); 4.- La mejora o degradación del ambiente beneficia o perjudica a la población y a los ecosistemas; por ello, los jueces deben actuar para hacer efectivo los mandatos constitucionales. Por la ausencia del Estado padecemos quema de cañaverales, vinaza, derrames cloacales, desmontes e inundaciones, cachaza, etc; 5.- Con está medida, la justicia otorga patente de corso a los contaminadores para que lo sigan haciendo, a cambio de compensaciones económicas cuestionables. En los casos de La Fronterita y Pacará Pintado: ¿Algún organismo independiente idóneo verifica que ya no contaminan? ¿Cuáles son los resultados? No lo sabemos, todo es secreto (no hay acceso a la información pública). Nuestros ecosistemas merecen una mejor defensa para que no sigan siendo dañados, y con el festival de “probationes”, no creo que se logre.

Juan Francisco Segura

[email protected]


CARTA ABIERTA A MACRI: EL PAMI

A poco de asumir el titular del PAMI, Carlos Regazzoni, declaró el 15 enero de 2016, entre otras cosas, lo siguiente: “Implementar un sistema de gestión administrativa y clínica. Lo vamos a hacer y será el más sofisticado de América latina; generará le equidad de las prácticas en todo el país y un control del gasto; Que el afiliado no deba efectuar trámites”; “Un equipo estudia los procesos para que el afiliado no tenga que hacer nada. Los harán el médico y el empleado”; “Que los turnos no sean a largo plazo. Vamos a cambiar eso; el Presidente fue claro: vinimos a superar las diferencias; no habla de plazos, aunque es optimista; el horizonte es ambicioso y poner un plazo genera falsas expectativas; sí podemos garantizar que cada día será mejor que los anteriores; soy cortoplacista, por lo que probablemente en el primer semestre tengamos novedades”, adelanta en relación a sus proyecciones. Regazzoni ya no está, lo reemplaza Sergio Cassinotti; lamentablemente la situación del PAMI sigue siendo cada vez más caótica, y ya pasaron varios semestres. Ya pasaron cuatro interventores en PAMI Tucumán desde que se eliminó el sistema de libre elección de profesionales; a todos les hice notar que la modalidad implementada colapsaría y así fue. Siguen actuando de manera inconsulta, cambian las reglas sin tener en cuenta las disposiciones que el mismo PAMI dictó; nos tratan como números, no como personas, ya que en vez de disfrutar el “jubileo”, lo estamos padeciendo. Lo más lamentable es que las autoridades no le prestan atención a lo que opinamos los afiliados. En el país estamos agotados de que no se nos diga que vinieron a gobernar con la verdad. De los 10 Mandamientos, el 2º dice: “No tomarás el nombre de Dios en vano”, y el 8º: “No dirás falso testimonio ni mentirás”. ¿Cuándo comenzarán a demostrar que, cuando juran por Dios y la Patria, cumplen con lo que manda la Constitución?. El pueblo argentino se lo agradecerá.

Federico Yurcovich

[email protected]


Transparencia y moral

Transparencia y moralidad son dos premisas elementales y básicas que deberían sustentar toda filosofía de vida (sobre todo inherentes a los que nos gobiernan). Si hoy esta raza tan volátil y compleja como son los políticos o los que no lo son, de pronto desempeñan cargos de sustantivas importancias, serían transparentes y morales con seguridad no estaríamos viviendo las lamentables y deleznables circunstancias que debemos afrontar. Somos “Juan Pueblo” y todo lo que sucede, fraudulento o no, con razón y sin ella, es desde nuestros magros bolsillos con el que se paga los deslices de venidos, de incapacidades difíciles de explicar. “No hay peor ciego, como el que no quiere ver”. Desde que nuestro Presidente llegó al poder, todas sus promesas y proyecciones se desvanecieron en forma casi sistemática. Osvaldo Jaldo (vicegobernador) dice con soberbio devaneo que nuestra Provincia no necesita aplicar las medidas instrumentadas por el Gobierno central, en relación a los cargos que ocupan los familiares de funcionarios. No le parecerá a este señor que eliminando a quienes no deberían ocupar esos cargos, la mayoría por “acomodos”, los saldos a favor serían más significativos y, de ésta manera, se podrían llevar a cabo obras postergadas. Las Comunas de los pueblos del interior tienen delegados enquistados en los cargos que ocupan, los que a veces, vencidos sus términos, dejan a otro familiar que los reemplace; hay familias enteras perpetuadas en el poder de la manera más vergonzosa. No hace falta ser muy inteligente como para saber que con auditores capaces y morales se terminaría con estas repudiables prácticas. Son Jaldo y el ministro del Interior de Tucumán quienes tienen la palabra y las decisiones al respecto. Con “transparencia y moral”, sin dudas, “sí haremos Patria”.

Héctor Leonardo Bravo

[email protected]


INSEGURIDAD DIARIA

El jueves pasado, siendo las 13.45, mi hija se bajó de un colectivo de la Línea 8, una cuadra antes de nuestro domicilio porque el transporte no para en nuestra esquina. Así, tuvo que enfrentarse a lo que reiteradamente viene ocurriendo en cualquier punto de la ciudad y a toda hora: fue víctima de un arrebatador, quien con su moto se subió a la vereda y le quitó la cartera donde llevaba su documentación; no había ni un policía. Me dirijo entonces a quien corresponda: a los directivos de la Línea 8, o de la Municipalidad, solicitándoles que autoricen que los coches puedan parar nuevamente en cada esquina y, así, reducir las posibilidades de sufrir ataques tanto niños, como adolescentes, adultos y ancianos. Espero sepan comprender las angustiantes situaciones que vivimos diariamente.

Josefina Argañaraz

Rawson 168

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios