El olvido como herramienta de la memoria

las duras experiencias por las que atravesaron los inmigrantes novela el arresto.

04 Feb 2018
1

LENGUAJE DESPOJADO. Perla Suez transmite una dura historia.

De Mónica Cazón.-

El Arresto nos acerca al lenguaje minucioso, condensado y límpido de Suez. Los Finz son una familia de arroceros de origen judío. Corre principios del siglo XX en Entre Ríos, Lucien -el hijo menor- tiene una obsesión que no puede cumplir en Villa Clara, su pueblo: instalarse en Buenos Aires para ser médico. Pero a comienzos de los años 20, los judíos no eran bienvenidos en la ciudad y lo que él se imagina que encontrará no es la realidad hostil que lo recibe. Su vida cambia cuando, a punto de estallar una suerte de revolución, ocurre un hecho que lo deja en el centro de la tormenta. Suez rememora la inmigración judía con la nostalgia que conlleva y reafirma el apego a las tradiciones, imprescindibles para mantener los orígenes. En la forma de hablar de la autora existe algo de búsqueda extrovertida a veces, retraída de pronto, que, sin embargo, encuentran la armonía. A través de la vida de Lucien se desarrolla el discurso con el que se construye esta novela que escarba en el olvido para recuperar la memoria. Hay, en las frases breves del texto, en sus silencios, algo que nos hace creer que estamos seguros de lo que esperamos, pero es allí cuando ocurre la implosión. El mutismo se impone a la retórica, despoja al lenguaje de floripondios innecesarios y logra con solvencia una escritura minimalista.

Perla Suez es una escritora que ha dejado su huella en los que la leyeron y, en esta novela, seduce una vez más con su lenguaje despojado que es pura consistencia. Una historia que revela las duras experiencias por las que atravesaron los inmigrantes y la necesidad de creer que se avecinaba un mundo diferente. El Arresto no pierde vigencia.


En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios