La búsqueda de un científico y la de un cazador de nazis

El protagonista, que persigue la cura de una enfermedad, se topa con la extraordinaria historia de su abuelo.

04 Feb 2018
1

LA VERDAD QUE SURGE. La historia que relata Estanislao Bachrach muestra las complicaciones de un científico por el pasado de su abuelo. foto LA NACION - Ezequiel Muñoz

De César Di Primio.-

Esteban Rach es un científico que investiga, entre microscopios, tubos de ensayo y ratones de laboratorio, la cura para la distrofia muscular. Trabaja sesudamente en Montpellier, mientras es depositario de una beca del CNRS, un organismo del gobierno francés. Como casi todo investigador, está a punto de terminar su tesis, y sufre el esfuerzo obsesivo de no poder concluirla con la perfección por él mismo requerida. En un momento se pone en contacto con Boulard, un antiguo amigo de su abuelo, Alexander Rach, quien fue cazador de nazis en fuga en Latinoamérica luego de la Segunda Guerra Mundial. Boulard, el viejo amigo de su abuelo le entrega una caja con dispersos papeles donde, a modo de diario íntimo, su antecesor revelaba detalles de una rumbosa doble vida, de aventuras increíbles desarrolladas en la clandestinidad del submundo de espionaje durante la Guerra Fría.

Intercalados a los relatos de su abuelo, se desarrollan los capítulos de la propia vida de científico de Esteban, quien no puede sustraerse de tratar de conocer la verdad y afrontará riesgos en su pesquisa de detective improvisado y urgente.

El libro está escrito en dos claves generales, ambas en primera persona, y de las que el lector desentrañará dos velados argumentos; el primero, la búsqueda del científico por encontrar la cura para una enfermedad y con ello el reconocimiento de la comunidad científica actual; el segundo, la inverosímil vida de aventuras protagonizada por su abuelo Alexander, en procura de cazar nazis que vivieron ocultos en Latinoamérica luego del fracaso del totalitario conato hitleriano de dominar el mundo.


Comentarios