Negocian para el reingreso del biodiésel a EEUU

“El futuro entre los países es maravilloso”.

03 Feb 2018

Estados Unidos distiende la negociación por el biodiésel pero admite que es “muy complicada”.

El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, aseguró que “las relaciones con Argentina están en un nuevo pico histórico”, y sostuvo que está “tratando” de que se logre un acuerdo por el biodiésel aunque las negociaciones son “muy complicadas”. Ross no descartó la posibilidad de que se pueda avanzar hacia un acuerdo para el reingreso del biocombustible al mercado estadounidense, quizá el frente de disputa más complejo en la relación comercial y de cuya resolución están pendientes productores y funcionarios argentinos.

“Es un tema muy complicado para ambas partes y estoy tratando de que se pueda llegar a un acuerdo; veremos”, sostuvo.

Ross participó en la recepción de bienvenida que ofreció anoche el nuevo embajador argentino en Washington DC, Fernando Oris de Roa.

El biodiésel argentino, el 4 de enero, fue sancionado con tasas de ingreso de hasta el 72%, luego de que el lobby de los productores norteamericanos nucleados en el National Biodiésel Board (NBB) presentara una demanda ante la secretaría de Comercio, que evaluó el caso. La determinación adversa era esperada por las autoridades argentinas, que ya a principios de noviembre habían adelantado mediante la Cancillería que el país recurrirá al Órgano de Solución de Diferencias de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Según Ross, “las relaciones con Argentina están en un nuevo pico histórico” tras destacar que tanto el presidente Mauricio Macri como Donald Trump “se conocen de antes y se llevan muy bien como personas”.

“El gobierno de Estados Unidos está encantado de ver a Macri como líder del G-20 durante este año, es un líder estupendo y las reformas que está llevando adelante en Argentina son exactamente lo que el país necesita y en el tiempo correcto”, agregó.

En otro orden, el funcionario estadounidense confirmó que fueron remitidas al presidente Trump las recomendaciones para definir si restringirá o no las importaciones de acero y aluminio a su país, tras la apertura de una investigación para definir el futuro de estos productos.

“Enviamos 232 reportes a Trump y tiene 80 días para decidir; elegirá lo que más le gusta entre las múltiples recomendaciones remitidas”, indicó Ross en diálogo con la prensa.

La disputa por el biodiésel había enfriado el entusiasmo inicial en la relación bilateral, sumado al faltante de avances en la resolución de cuestiones técnicas para el ingreso de carne y limones argentinos. Pese el contexto, en estos últimos dos casos los avances serían inminentes.

Luego de escuchar el discurso de bienvenida de Oris de Roa, el secretario de comercio afirmó a la prensa que “el futuro entre los países es excelente, maravilloso”. (Especial)

Comentarios