Vuelve un clásico: el Pájaro Loco

Su misión en la película es resistir la llegada de humanos que quieren tirar abajo su árbol.

01 Feb 2018

La coexistencia en una película de personajes animados con actores y actrices de carne y hueso exige un trabajo minucioso de dirección y un esfuerzo en las interpretaciones. El desafío está en pantalla desde hace más de medio siglo, con resultados muy variados según las propuestas.

En esa línea llega “El pájaro loco”, el estreno de la semana dirigido a aque el público infantil descubra un personaje emblemático de la cultura popular de la animación norteamericana. Y para acompañar el recuerdo de los padres y abuelos que los acompañen al cine, de la época en que aparecía en la televisión en blanco y negro. Los dibujos entonces no eran por computación, sino que los hacía el genial Walter Lantz.


El argumento del filme remite a la ya transitada pelea entre humanos y animales por el mismo espacio. Lance Walters es un abogado divorciado, que decide construir una preciosa y soñada casa en medio del bosque con su pequeño hijo y su novia. Embarcado en un proyecto que le dé las comodidades que le permitan vivir como en una gran ciudad, descubre que debe cortar un añoso árbol donde reside un pájaro carpintero, especie que no existe en nuestro país. Entonces comienza el conflicto entre ambas especies por el territorio.

El filme es dirigido por Alex Zamm, que intercala recuerdos del pájaro que habla y reclama a los gritos con escenas físicas de lucha, algo alejadas de la trama central de sus viejos episodios televisivos. La actualización de la historia tiene el condimento del discurso ecológico como eje, fruto de la preocupación actual por la destrucción del ambiente.

El canturreo inicial del pájaro de referencia, que marcó una época, les sonará tan extraño a las nuevas generaciones como su pregunta : “¿se acuerdan de mí?”. Para los niños, es un desconocido.

En Esta Nota

Estrenos de cine
Comentarios