El rugby, capaz de mover montañas

28 Ene 2018

La pasión por el rugby es una de las huellas dactilares que identifican a Tucumán, por lo que cada evento de cierta envergadura tiene asegurado un impacto considerable. Entre los de periodicidad anual, sobresale el Seven de Tafí, que en cada edición lleva al límite la capacidad hotelera de los Valles durante el fin de semana al convocar entre 10 y 12 delegaciones de equipos y un número de espectadores que actualmente ronda los 18.000, provenientes de toda la región.

También es dable señalar el impacto de los torneos de carácter interprovincial, como el Nacional de Clubes y el Torneo del Interior, que en un espacio de poco más dos meses genera la visita de casi 30 equipos.

Sin embargo, y pese a no contar con un estadio único o que cumpla con ciertos estándares, es vista como una buena plaza para eventos internacionales, como la serie de tests matches entre Los Pumas y Francia, en 2016, o el amistoso entre Argentina XV y Toulon, en 2017.

“Este último evento fue una grata sorpresa para todos. Para ser un viernes a la noche de invierno, la convocatoria fue extraordinaria. Casi 8.000 personas hubo, hacía mucho que la cancha de Lawn Tennis no lucía así. El Gobierno provincial hizo su aporte, y quedó sorprendido por la expectativa que se generó. La impresión fue que algo así se debe volver a repetir, al menos una vez al año”, comentó Jorge Juárez Chico, presidente de la Unión de Rugby de Tucumán.

El dirigente anticipó que, si bien no habrá definiciones hasta marzo, cuando se renueven las autoridades de la UAR (a través de la cual llegan ofertas de eventos como la de Toulon), la intención es organizar uno de calibre para mediados de año.

Comentarios