“La causa no está cerrada”, dijo López Ávila sobre el femicidio

Un hombre fue encontrado sin vida y atado a una silla; el femicidio en La Costanera y la muerte de Patricia Gallardo, los casos. El fiscal marcó pautas de investigación del caso del barrio La Costanera, en el que hubo una persona detenida, luego liberada.

27 Ene 2018

En lo que va de la semana se registraron tres homicidios en la provincia. El primer caso ocurrió el lunes en la zona sur de la capita. Un hombre de 77 años fue encontrado sin vida en su casa. El cuerpo presentaba golpes y estaba atado a una silla. En esta causa se investiga si se trató de un homicidio en ocasión de robo.

El crimen ocurrió en Belisario López al 800, donde residía Pedro Iriarte. El cadáver fue hallado por un empleado del sobrino de Iriarte, que había ido hasta la vivienda del hombre a buscar unos elementos de trabajo.

El segundo caso fue un femicidio y se produjo el miércoles. Un hombre irrumpió por la mañana en una casa de Gobernador del Campo al 1.600, en el barrio La Csotanera, al este de la capital, y mató a la dueña de, al menos, dos disparos. La víctima era Marta Moreno, de 50 años.

Luego, el supuesto autor del crimen se disparó en la cabeza, en una casa cercana, ubicada en Yamandú Rodríguez al 800. (Ver “La causa no está cerrada...”)

Ayer ocurrió el crimen de Patricia Analía Gallardo.

“Los sucesos vinculados a homicidios están relacionados a hechos de violencia que crecen. Para nosotros (con referencia a la política de seguridad), son casos en los cuales debemos destinar los recursos para colaborar con la Justicia”, expresó ayer el secretario de Seguridad, Miguel Gómez.

El funcionario resaltó que esta serie de crímenes refleja “la realidad social que toca afrontar”. “Nosotros ni la sociedad espera que se cometan estos hechos”, manifestó.

“La causa no está cerrada. Tenemos que cotejar toda la información e incorporar todas las pericias que se realizarán para descartar o no la participación de un segundo y hasta un tercer sujeto”, dijo ayer Diego López Ávila. El titular de la Fiscalía IV, en feria, aclaró así que la investigación del femicidio ocurrido en el barrio La Costanera no finalizó con el suicidio del supuesto autor de ese hecho, cuyo nombre no fue dado a conocer de manera oficial hasta ahora, aunque se sabe que lo llamaban “Oli”.

El funcionario judicial remarcó que el proceso continúa y que, a partir de la declaración de una testigo, tomó fuerza la hipótesis de que el autor del delito habría sido, justamente, el suicida.

“En su momento, se habló de que podría haber sido otra persona la que realizó el disparo. Esta persona estuvo inicialmente detenida. El testimonio de una familiar, que al principio señalaba a ese segundo hombre, después cambió. Cuando declaró formalmente en el expediente, dijo que se confundió. Explicó que realmente vio a quien fuimos a detener posteriormente”, manifestó.

El miércoles pasado, Marta Moreno, de 50 años, fue asesinada a tiros en su casa de Gobernador del Campo al 1.600.

Tras el hecho, el supuesto autor del crimen se disparó en la cabeza, en momentos en que los policías llegaban a la vivienda donde estaba, para detenerlo. El hombre murió horas después en un hospital. Los investigadores apuntaron entonces a que había una relación entre los dos sucesos.

Consideraron también que se había tratado de un femicidio, de acuerdo a los testimonios registrados en las dos viviendas. “Los familiares de la mujer señalaron que ella habría mantenido una relación sentimental, tiempo atrás, con este hombre, pero había decidido finalizarla”, había señalado una fuente oficial.

Comentarios