Secretos que comienzan a filtrarse entre las rendijas

Nicolás Gil Lavedra dirige una historia de Claudia Piñeiro con Furriel, Martínez y Villamil.

18 Ene 2018
2

PROTAGONISTAS. Soledad Villamil y Joaquín Furriel son dos contratistas.

Los secretos más perdurables deben construirse con cimientos sólidos, cuestión de que nada pueda moverlos. Esa base firme se consolida con el silencio colectivo y las miradas de costado, para evitar filtraciones que desmoronen toda la estructura.

La pregunta que Leonor (la joven actriz española Sara Sálamo) hace sobre si alguien de un estudio de arquitectura sabe algo de Nelson Jara (Oscar Martínez), es el comienzo de la debilidad en el edificio de mentiras levantado por años. De nada sirve que Marta Hovart (Soledad Villamil), Mario Borla (Santiago Segura) y Pablo Simó (Joaquín Furriel) nieguen conocerlo: la rendija se abrió y ninguna fuerza del mundo logrará cerrarla.

“Las grietas de Jara” refiere en su título al núcleo iniciático de la historia. El personaje en cuestión lidió tres años atrás con los profesionales por un deterioro en la pared de su living, producto de un error en la construcción lindera. Simó era su interlocutor, y hoy se encuentra cansado, con un trabajo que lo aburre, igual que su familia. La llegada de Leonor es mucho más que abrir un hecho oculto del pasado, ya que lo obliga a evaluar su presente.

Precisamente, este personaje es el que lleva adelante la trama, tanto en lo referido a Jara como a su vínculo con Leonor. “La película tiene mucho suspenso. Es un policial donde no hay tiros ni balas, sino una situación muy psicológica donde vamos a ir viendo cómo los personajes se mueven hacia lugares que son muy sorprendentes”, sostuvo Furriel antes de la función de preestreno.

“Me gusta interpretar a personajes que no sean unívocamente buenos o malos, porque ningún ser humano lo es y siempre eso es más interesante para actuar. Siempre, para que algo sea interesante, tiene que tener un nivel de complejidad para mí”, dijo a su vez Villamil en una entrevista con Télam.

Esta es la segunda película del director Nicolás Gil Lavedra, quien elaboró el guión junto a Claudia Piñeiro, autora también del libro original que inspiró la historia (lanzado al mercado en 2009 y reeditado ahora). El tercer guionista es Emiliano Torres, quien dirigió “El invierno”. Su anterior producción fue “Verdades verdaderas. La vida de Estela”, un filme sobre la fundadora de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

El dúo creativo se conoce familiarmente: la escritora es la pareja desde hace años del ex magistrado y ex ministro radical Ricardo Gil Lavedra, padre del cineasta. Esta es la cuarta novela de Piñeiro que llega al cine: la precedieron “Las viudas de los jueves”, “Betibú” y “Tuya”.

En Esta Nota

Estrenos de cine
Comentarios