Los universitarios tendrán un pasaporte digital

El Ministerio de Educación diseña un legajo que facilitará a los estudiantes el cambio de universidad o de carrera.

14 Ene 2018

Los alumnos que deseen cambiar de universidad y hasta de carrera contarán con un pasaporte digital que contendrá su información académica. Esto que el Ministerio de Educación de la Nación pondrá en funcionamiento desde este año forma parte del programa Sistema Nacional de Reconocimiento Académico, a través del cual Universidades e Institutos de Educación Superior públicos y privados pueden recibir alumnos de todo el país para que completen sus estudios de grado.

De esta manera, se busca evitar la deserción universitaria y aumentar las tasas de graduados. Hoy se calcula que solo el 30% de los universitarios termina la carrera, y en las universidades públicas el porcentaje baja al 21%.

Paulo Falcón, director nacional de Gestión Universitaria, había explicado que se trata simplemente de una tarjeta con los datos del Sistema Informático Universitario (SIU). Esto permite conocer la trayectoria del estudiante. “De esa manera se simplifica y agilizan los trámites; la idea es que ganen tiempo tanto los alumnos como las instituciones”, había comentado el funcionario.

La secretaria Académica de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Marta Juárez de Tuzza, destacó la iniciativa del Ministerio, pero aclaró que todavía no hay detalles acerca de cómo se lo va a implementar en Tucumán.

“Es bueno que los alumnos puedan matricularse con un medio tan fácil como es el pasaporte. Para ello debemos estar conectados todo el sistema universitario como es el de identificación nacional, para que la otra universidad pueda tener los datos académicos de los alumnos”, reflexionó la funcionaria universitaria.

Pase libre

Este pasaporte busca disminuir la burocracia al momento de cambiar de universidad. Se estima que serán casi dos millones de estudiantes los que estarán en condiciones de utilizarlo. De ese total, un millón y medio corresponde a universidades públicas y el resto al sistema privado.

El Ministerio de Educación de la Nación será el encargado de generar este pasaporte. La instrumentación y la articulación entre las instituciones estará a cargo del Consejo de Universidades. A la vez, cada institución regulará la puesta en marcha a medida que las facultades acuerden con otras instituciones como serán las correlatividades.

En un futuro se espera que el pasaporte incluya otros beneficios, además de lo académico. Por ejemplo, descuentos en espectáculos y en el transporte público.

Estos son los datos que llevará el pasaporte:

• Datos institucionales, como nombre de la institución universitaria, facultad o departamento, carrera de pregrado o grado.

• Datos personales del estudiante, como nombre y apellido, tipo y número de documento de identidad.

• Fecha en la cual el estudiante interrumpió sus estudios, en caso de pase definitivo a otra institución.

• Pase temporario para el desarrollo de obligaciones académicas en otra institución.

• Todos los distintos conceptos reconocidos como tramos curriculares: ciclos, prácticas, asignaturas, materias con su correspondiente calificación.

• Información extra que de cuenta de la trayectoria estudiantil como prácticas, pasantías, tareas de investigación, actividades de extensión, participación de programas de intercambio.

• Firma y aclaración de las máximas autoridades de la institución.

Cada institución lo imprimirá y hará entrega del pasaporte al alumno. Será una tarjeta con datos personales y de carrera, más el logo de la entidad. Contendrá un código QR que permitirá la consulta directa a través del Sistema Informático Universitario, donde se encontrará el resto de la información académica.

En marcha

El Sistema Nacional de Reconocimiento Académico se puso en marcha oficialmente en agosto del año pasado cuando 40 universidades públicas y privadas que enseñan Ingeniería (230 carreras) acordaron aunar criterios para el traspaso de alumnos.

Las ingenierías fueron las primeras en llegar a un acuerdo, en parte porque ya venían trabajando coordinadamente. En la UNT, el calendario continuaba con Arquitectura e Informática. Por un lado: Ingeniería Agronómica, Ingeniería Forestal, Ingeniería Zootecnista, Ingeniería en Recursos Naturales y Veterinaria. Y por otro, Química, Farmacia, Bioquímica, Biología, Biodiversidad y Ciencias. Básicas (Orientación Biología).

El avance del programa depende de los convenios y acuerdos que cada institución realice en el marco de su autonomía.

Comentarios