Carta de lectores

12 Ene 2018

La enseñanza de oficios

Año 1897, ciudad de Buenos Aires, se crea la Escuela Técnica N° 1, siendo su primer rector el ingeniero Otto Krause. Fue la respuesta a la creciente necesidad en esa época, de formación en ciencia aplicada y técnica. Ese impulso se diluyó en el tiempo por causas que debieran ser motivo de otra carta, justamente cuando los países serios del mundo intensificaban la enseñanza de oficios, una de las claves para explicar “el señorío” que ejercen en la sociedad mundial. De ver la experiencia francesa, por ejemplo, he podido rescatar: 1) el sujeto principal del hecho educativo no son los docentes, ni los pedagogos y planificadores, ni los políticos y empresarios, ni los funcionarios, ni siquiera los alumnos: son los padres. Ellos tienen la obligación irrenunciable de educar a sus hijos. Todos los demás, incluido el Estado, son auxiliares en esa tarea. 2) Cuando los alumnos deben ingresar al cuarto año del ciclo secundario, los padres son interrogados sobre el futuro de sus hijos. En el caso de hacerse cargo del costo de una carrera universitaria, acceden a un bachillerato común, similar al de Argentina. Pero si optan por una salida laboral, la estructura se mueve para ofrecerle toda clase de opciones de formación profesional, basadas en los perfiles laborales que se prevén para los siguientes cinco a 10 años. 3) Los perfiles laborales no son determinados mas que por los que conocen del tema: empresarios, sindicatos y factores del comercio, la industria y los servicios, además de organismos técnico-científicos y de investigación y desarrollo, estatales y privados. 4) La meta del egresado con calificación profesional, no siempre es la relación de dependencia. Es apreciado el desempeño por cuenta propia, para lo cual ayuda una gran disponibilidad de crédito para bienes de capital e instalación de un primer negocio, con tasas muy accesibles, en consonancia con una inflación moderada o baja. 5) En cualquier caso, la persona ya genera sus propios ingresos, libera a sus padres y al Estado de su mantenimiento económico y accede a un escalón social alejado de la pobreza. 6) Si con el tiempo aspira a estudios superiores, la universidad le brinda toda clase de facilidades. ¡Ah! Me olvidaba… Observé a la entrada de cada aula de los colegios que visitamos, una caja donde los alumnos dejan sus celulares. Apagados, por supuesto.

José Félix Risso

[email protected]

La verdad y el carnet de manejo

El día 11/01/18 concurrí a la Dirección de Tránsito Municipal de la capital a renovar mi carnet de conducir (particular). Me atendieron diligentemente haciendo valer mis 83 años. Me sacaron la foto e inicié el trámite. La oftalmóloga me aprobó y me derivó a la psicóloga. Me aprobó y me derivó a un médico cuya especialidad desconozco. Me preguntó que medicación uso para el cuidado de mi salud. Le dije que entre otras pastillas y comprimidos, tomo diariamente Corbis 2,5, ya que hace más de 10 años me colocaron una prótesis abdominal en la aorta. Secamente me expresó que no podía darme el OK y que debía concurrir a un cardiólogo para que me extienda un certificado de la parte vascular. Le expreso que todos los años concurro a renovar el carnet y jamás se me objetó esa prótesis. Me contesta que la modalidad cambió y que siga sus observaciones. No me revisó en ningún momento. Todo fue verbal. No le gustó lo de la prótesis, Pareciera ser que no está de acuerdo con el CPC. Dijo que el trámite para lograr esa renovación quedaba en suspenso por 20 días y que vuelva con un certificado de buena salud. Ahora estoy obligado a concurrir a un cardiólogo, quizás a hacer un estudio vaya a saber para qué, y regresar para continuar el trámite. Hasta entonces se me vencerá el actual carnet. Este profesional no tuvo en cuenta mis años. No le interesó la molestia que me producirá tener que concurrir a un cardiólogo para obtener un certificado que exprese que estoy bien operado o vaya a saber que quiere investigar, después de 10 años. Le dije que mi cardióloga está de vacaciones. Me contestó que busque otro. Me quiere hacer caminar. Todo esto por haberle comentado que tomo esa medicación. Si parece ser que en este bendito país todo está hecho para producir inconvenientes a aquel individuo que dice la verdad. Si hubiera obviado ese comentario del Corbis 2,5 no pasaba nada. Para la próxima oportunidad seré más hábil. Valga el refrán: en boca cerrada no entran moscas.

Hugo César Navarro

Avenida Francisco de Aguirre 1.582

San Miguel de Tucumán

Una plaza en el pasaje acevedo

Quería aprovechar este espacio para poner en conocimiento la falta de respuesta y de interés de las autoridades correspondientes ante el reclamo de los vecinos del pasaje Acevedo al 3.000, en Barrio Independencia. En mayo de 2017, presentamos ante la Municipalidad de la capital una nota (expediente 40961/260), solicitando la poda de algunos árboles que, por la altura y vejez, podían caerse y ocasionar cortes de los cables de luz, de teléfono y demás. Hasta el día de hoy no tuvimos ningún tipo de respuesta. Tampoco por el pedido de mejorar la única plaza que tiene el barrio, y que hace 20 años sigue como entonces: un sitio baldío. Es lindo ver cómo arreglaron las plazas de otros lugares con juegos, luces, caminerías y hasta pistas de salud. Siento que en este sentido, nos discriminan. Ojalá alguna autoridad se haga eco de este simple pedido para una gran cantidad de chicos y grandes que anhelan tener un lugar donde pasear en familia. Gracias.

Alberto Matías de la Rosa [email protected]

Tafí del valle, impacto ambiental

En el suplemento Tucumanos (LA GACETA 07/01), leí el artículo “Tafí del Valle es un diamante que hay que mostrar”. Este concepto fue vertido por el diseñador L. Adot, que desconoce algunas de las graves amenazas y riesgos que tiene esta villa turística, debido a las actividades antrópicas que se realizan sin control. Todo el valle funciona como un ecosistema, donde los componentes bióticos (vegetación y fauna) y abióticos (aire, suelo y agua) se encuentran vinculados e interrelacionados en un equilibrio dinámico. Las acciones humanas que se desarrollan en el valle, si no son evaluadas y controladas pueden afectar de modo significativo o irremediable el ambiente, al impactar sobre el agua, el suelo, el aire, la flora y la fauna, el paisaje, los patrimonios arqueológicos y arquitectónicos, y los componentes culturales y humanos de la zona. Se deben tener en cuenta también los riesgos de desastres debido a aluviones por falta de sistematización y control de las cuencas de los ríos Blanquito, Las Puertas y Tafí. La amenaza mayor se da en las márgenes del Blanquito, donde hay numerosas viviendas. Del tránsito vehicular caótico y desordenado, y del ruido urbano, mejor ni hablar. La frutilla del postre: el municipio pretende instalar una planta de selección y tratamiento de residuos sólidos urbanos, en el cono de eyección de los tres ríos mencionados, que tienen características aluvionales y torrenciales, como lo demuestran sus historiales. Siempre, el turismo tiene impactos negativos sobre los ecosistemas y por ello, mediante expediente 037/620-S-17, solicité a la Dirección de Medio Ambiente que realice o gestione un estudio, para que se identifiquen y evalúen los impactos que sobre el ecosistema del valle producen las actividades antrópicas, en especial el turismo (a la fecha sin respuesta). Tafí del Valle tiene importancia turística por sus recursos naturales, su clima y los servicios ambientales que brinda, y por ello la Dirección de Turismo, sus habitantes y autoridades deben ser los más interesados en que este se desarrolle de modo sustentable, para preservarlo. El ordenamiento del territorio y el planeamiento urbano, ayudarían con este propósito.

Juan Francisco Segura

[email protected]

San Pablo, sin servicios básicos

En cualquier comunidad de la provincia o del mundo son indispensables los servicios de agua, luz, gas y cloacas. En el viejo casco del ex ingenio San Pablo, el primero de aquellos servicios está ausente al menos 18 horas por día. Allí viven alrededor de 500 familias. En el resto de los barrios, también carecen de este vital liquido, pese a que nos cobran el consumo en forma bimestral. Corresponde al servicio de la empresa EDET que está circunscripto a la provisión de energía para el bombeo de un pozo que, dicho sea de paso, está literalmente agotado. En cuanto a la energía eléctrica, se nos factura en muchos casos bimestralmente y en otros en forma mensual con cifras importantes. El alumbrado público aumentó en forma considerable también, ya que el actual comisionado rural priorizó este servicio, sin evaluar otras necesidades de real importancia, como el gas natural y las cloacas. Quienes utilizamos el gas envasado, padecimos en Diciembre el aumento de un 40%. La garrafa de 10 kg costaba $ 135, y hoy llega a $ 185; la de 15 kg, pasó de $ 205 en planta a $ 285 al consumidor. Hace un par de años visitó esta localidad personal de la Anses; llenaron formularios con la gente que carece de este servicio y se verificó que no había conexiones de gas natural. A estas personas le pagaban el 80% de dos garrafas de 10 kg, que se las denominaba “garrafa social”. Con la llegada del actual Gobierno, se produjo un fuerte incremento en el costo y se redujo al 50% el beneficio durante el verano -en invierno se retorna a dos-. Esta política social no es de mi agrado, ya que quienes hoy gobiernan, durante sus campañas prometieron que no se tocarían ningunos de los beneficios adquiridos y ganados con muchos esfuerzos. Incluso las obras, como la de cloacas, no se materializan como dijeron que iban a hacerlo. En San Pablo los viejos zanjones o acequias que quedaron, sirven para que unos cuantos vuelquen sus aguas servidas “sin costo alguno”, pero entiendo que así se daña el medio ambiente y se genera un foco infeccioso. Acá en San Pablo, nadie de los elegidos hace nada por el pueblo. Se acuerdan de venir cuando llega la hora de ir votar. Bien lo explica el periodista Álvaro José Aurane, que lo peligroso no es vivir en sociedades pobres sino en la que representan una amplia desigualdad. No queremos grandes obras para San Pablo. Nos conformamos con servicios básicos e indispensables, para una mejor calidad de vida.

Carlos Drube

[email protected]

Obras para concepción

La Ciudad de Concepción fue ilusionada el año pasado con la licitación del proyecto de obra de la planta de tratamiento de residuos cloacales, y con la licitación de 400 viviendas divididas en 50 viviendas por empresa constructora. Ambas obras fueron promovidas con planes nacionales compartidos con municipios y la Provincia, por alrededor de $ 700 millones. Nada llegó hasta el momento y respecto de las obras hidráulicas nos queda solo rezar. De los planes de reforestación, la naturaleza lo dice todo. Señores funcionarios públicos, es hora de que trabajen en serio. Concepción necesita rescatar fuentes de trabajo y de manera especial para la juventud de esta parte de la provincia, que con su fuerza e intelecto elevarán el progreso de nuestros habitantes.

Castaño Pedro Pablo

[email protected]

En Esta Nota

Notas de opinión
Comentarios