Una mujer vuelve a conducir el municipio de la Capital después de más de 13 años

Belén Cruzado Sánchez es intendenta interina.

12 Ene 2018
1

PRUDENTE. Cruzado Sánchez es intendenta interina.

Desde ayer a las 12.06, el municipio de San Miguel de Tucumán lleva tacones. Una mujer, la concejal peronista Belén Cruzado Sánchez, se desempeña como intendenta interina mientras Germán Alfaro esté de vacaciones.

El decreto ingresó al Concejo Deliberante al mediodía y no precisa cuántos días durará el reemplazo. Sin embargo, la presencia de una mujer al frente del Departamento Ejecutivo de la capital no se daba desde 2004; es decir, desde hacía más de 13 años.

Cruzado Sánchez, vicepresidenta segunda del Concejo, había quedado a cargo del cuerpo deliberativo debido a que Armando Cortalezzi (presidente) y José Franco (viceprimero) están de vacaciones. Además, se produjo otro corrimiento: el edil Dante Loza, presidente de la comisión de Transporte, quedó como conductor circunstancial del Concejo. “¡Un municipio peronista!”, se animaron a bromear algunos ediles ayer en los pasillos vacíos del edificio.

“Creo que jamás me hubiese imaginado ocupar este lugar, estoy orgullosa y agradecida porque mis compañeros de bloque confiaron en mi capacidad y por eso me eligieron”, afirmó sobre su presencia en la mesa de conducción del Concejo, junto a Cortalezzi y a Franco.

- ¿Qué cosas puede hacer mientras dure el reemplazo?

- Se tienen todas las facultades, pero en mi caso soy muy respetuosa de la institucionalidad.

- Si quisiera podría llamar a sesión extraordinaria por tratar el pedido de aumento del boleto.

- Sí, pero no haría nada de eso, menos por ese tema. Yo ocupo un cargo institucional, pero el intendente es Alfaro.

- ¿Qué cualidades como mujer le aporta a la función pública?

- Creo que las mujeres somos de naturaleza sanguíneas. Tenemos ideales y luchamos por eso; cuando una mujer se planta es difícil que nos hagan cambiar de opinión. Morimos en nuestra ley. Tenemos más capacidad para negociar y resolver, para salir a flote y rehacerse.

- ¿Qué le preocupa de la ciudad?

- Lo urgente es la reorganización del tránsito. Se que es difícil, dicen que por la distribución de la ciudad. Pero desde la Intendencia se han comprometido a tratarlo. Creo que el vecino tiene razón cuando dice que la ciudad es agresiva, pero también hay una sociedad intolerante que de algo sin importancia genera grandes peleas.

- ¿Qué otros temas le parece que deben resolverse a corto plazo?

- La seguridad es fundamental. Hay barrios que antes eran seguros, como barrio Sur, y ahora hay motochorros. Esa fue una promesa del intendente: poner en funcionamiento una Guardia Urbana. También me preocupa la basura; estamos abarrotados de basura.

- ¿Qué opina de la gestión de Alfaro?

- Es muy poca la relación que tenemos con el intendente, creo que hay muchas promesas incumplidas y que debería tratar de llevarse mejor con el Concejo. Él piensa que queremos ponerle palos en la rueda, cuando en realidad estamos para ayudar y no haríamos nada en contra de los vecinos.

- ¿Cree que siendo mujer en la política, todo es más difícil?

- Tenemos que demostrar el doble y, además, se nos critica mucho más si cometemos un error. Con los varones no sucede eso. Estamos a prueba constantemente.

El último año en el que una mujer se había hecho cargo de la Intendencia, también de manera interina, fue en 2004 con Carolina Vargas Aignasse. La actual secretaria de Gobierno de la Provincia era la presidenta del Concejo en el momento que el intendente electo, Antonio Bussi, fue detenido por la desaparición del ex senador provincial Guillermo Vargas Aignasse en 1976. Fue interina a fines de 2003, hasta que en noviembre fue designado Domingo Amaya. A lo largo de 2004, como titular del Concejo, Vargas Aignasse reemplazó en varias ocasiones a Amaya.

El dato invita a la reflexión sobre el espacio de las mujeres en la política. “Creo que las mujeres ya llegamos, pero sería bueno que sigamos asumiendo en cargos con más protagonismo porque somos capaces”, reflexionó Cruzado Sánchez. “Podemos lograr lo que sea”, dijo.

Sin embargo, reconoció que el ambiente de la política es machista. “A la hora de elegir los candidatos siempre se elige al varón, pero creo que las mujeres vamos a ir avanzando. De hecho hemos tenido una Presidenta (Cristina Fernández de Kirchner) que con sus aciertos y errores pudo completar sus dos períodos”, planteó.

Viene de familia de políticos (su abuelo, Pedro René Sanchez, fue senador entre 1973 y 1976) y está casada con el ex concejal Javier Morof. Tiene dos hijos, de 11 y de 8 años. “Soy una madre presente”, confió la “intendenta”.

En Esta Nota

Germán Alfaro
Comentarios