Vildoza quiere cerrar la fase regular en el quinteto líder

El objetivo de los playoffs.

08 Ene 2018
1

DEBUTANTE. Según el DT, con trabajo y juego en conjunto fueron ganándose el respeto de otros equipos en la Liga. Prensa Talleres

Pocos se animarían a negar que Talleres de Tafí Viejo acaba de cerrar uno de los mejores años de su centenaria historia. Durante el primer semestre coronó una brillante campaña en el Torneo Federal: finalizó líder de la zona NOA -en la fase regular sólo perdió un juego-, mantuvo invicta su cancha y fue el más eficaz entre los 50 equipos participantes. Avanzó en playoffs hasta semifinales, donde peleó una plaza para el entonces Torneo Nacional de Ascenso. Cayó; pero debido a su gran desempeño fue invitado a jugar la Liga Argentina.

En octubre comenzó en la segunda categoría del básquet del país. Llegaba como debutante absoluto; tanto, que no sólo el club jamás había jugado el ex TNA, sino que la mayoría de los miembros del plantel y del cuerpo técnico tampoco. Aun con ese estigma, a fuerza de victorias rutilantes el “León” se ganó el respeto de sus rivales -algunos, candidatos-. Va cuarto en la conferencia Norte; en total suma ocho triunfos y nueve caídas.

En simultáneo a estas dos competencias nacionales, Talleres se dio el gusto de coronarse campeón, por décima vez desde su fundación, del torneo local.

El entrenador, Mario Vildoza, había tenido una experiencia en la ahora Liga Argentina, cuando en 2010 integró, como colaborador, el cuerpo técnico de Tucumán BB. Pero ahora debía ponerse al frente del plantel. “Cuando se confirmó la ansiada participación empezó el armado del equipo. Debíamos acomodarnos al presupuesto viendo lo mejor para el club y conservando la filosofía de mantener la base del equipo, y de dar prioridad a los chicos del club”, señaló el DT.

En efecto, Talleres sólo trajo tres refuerzos -al promediar lo que va del torneo, debido a una lesión de Pablo Walter, sumaron un cuarto; y hace unos días, un quinto-. El resto del plantel se conformó con jugadores que habían participado del Torneo Federal. La condición de debutante no asustaba a Vildoza, pero lo tenía expectante. “No sabíamos con qué nos encontraríamos; dudábamos si podríamos estar a la altura de la circunstancias”, admitió. La ansiedad se fue diluyendo con el correr de los partidos. “Nos dimos cuenta de que podíamos, con trabajo y con juego en equipo -rasgos que nos caracterizan- empezamos de la mejor manera. Luego tuvimos los altibajos propios de un torneo tan largo y competitivo, que exige una preparación más fuerte de lo normal”, señaló.

Estadounidenses taficeños

Una de las situaciones a resolver fue la adaptación de dos estadounidenses a un club como Talleres, que prioriza el juego en equipo por sobre el brillo individual de una “estrella”. “El estadounidense viene para ‘hacer la diferencia’, para dar el toque de calidad. George (Valentine) se adaptó y entendió rápido que la figura es el equipo, y que él será importante si este juega bien. Pasa la pelota, juega para todos y le da al equipo lo que necesita. Es fundamental que hayamos acertado en la decisión de traerlo”, expresó Vildoza. También opinó sobre Lyonell Gaines, que se sumó con el torneo en marcha. “Le costó un poquito más. Estuvo perdido un par de juegos, pero terminó entendiendo lo que el equipo necesitaba de él; y nosotros entendimos lo que él podía dar. Ahora es prácticamente un taficeño más. Ambos están contentos con la ciudad, con la gente”, contó el entrenador.

Vildoza no suele plantearse objetivos a largo plazo. Y en este caso no hizo una excepción. “Queremos llegar de la mejor manera a los playoffs; usaremos los juegos que nos quedan como preparación. Trataremos de terminar bien alto, entre los cuatro o cinco mejores, para tener ventaja deportiva en un par de series de playoffs”, dijo. Hace varios días que el “León” reinició el trabajo, debido a que el miércoles juega, en su cancha, el primer partido del flamante año, ante Tiro Federal (Morteros, Córdoba).

Comentarios