Se reparten culpas por una licitación que no se concreta

Puja entre dos municipios y el Plan Belgrano.

06 Ene 2018

La Nación y la Provincia sostienen versiones diferentes a la hora de explicar las demoras en la llegada de los fondos nacionales para avanzar con obras de infraestructura cloacal en los municipios de Banda del Río Salí y de Alderetes.

De un lado

El subsecretario de Infraestructura del Plan Belgrano, José Ricardo Ascárate, asevera que pidió, en el mes de septiembre y octubre, que los municipios de Banda del Río Salí y Alderetes completaran los trámites faltantes.

Según él, se trata de una ordenanza, por la cual, se declararía de utilidad pública y sujeto a expropiación un terreno ubicado entre ambas ciudades. Allí, se instalaría la planta de bombeo, necesaria para la construcción de las redes cloacales. “Ese terreno tendría que haber estado con depósito judicial de la ley de expropiación de la provincia, para estar a disposición de la Nación, y, para que la Sociedad de Aguas del Tucumán (SAT) pueda explotarlo”, dijo Ascárate. Esto explica el motivo de la paralización del llamado a licitación, según la Nación.

El representante del Plan Belgrano destacó la obra del Plan Hábitat en el barrio Pacará (Banda del Río Salí). El proyecto incluye pavimentación, agua, saneamiento, cloacas, plazas, espacios públicos e iluminación. “Fuimos a inaugurarla con José Cano, Domingo Amaya y la gente del Estado nacional. No pueden decir que la Nación no hace obras; la Nación hace muchas obras. Lo que ellos tienen que hacer es terminar los proyectos y hacer los trámites como se los pedimos”, reprochó el ex legislador.

Del otro

El intendente de Banda del Río Salí, Darío Monteros, dice que la demora en la licitación de la planta de tratamiento de desagües cloacales es responsabilidad de la Nación.

“Para nosotros, el proyecto está concluido”, dijo. Precisó que no llegó ningún comunicado oficial desde el Gobierno nacional sobre el pedido de expropiación de nuevo terreno. “El último trámite oficial que hicimos fue en el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa), donde participó (José) Cano. Lo que tengo entendido, que sí nos habían pedido, es la expropiación con la que avanzamos en 2015 destinado a la planta de tratamiento. Un terreno de ocho hectáreas para la obra de cloacas”.

El jefe municipal recalcó que, en caso de faltar documentación, está dispuesto a concluirla.

En lo referente al barrio Pacará, aclaró que se inició la obra y se completó uno de los cuatro desembolsos previstos dentro del proyecto. En la espera del segundo, afirmó Monteros, llevaron a cabo un programa social de capacitación, donde contrataron dos cooperativas, pensando que llegaría el dinero. Agregó, que se trató de una inversión de $225.000 que tuvo que afrontar el municipio bandeño con recursos propios debido a la falta de la llegada de fondos nacionales.

En Esta Nota

José Cano Domingo Amaya
Comentarios