12 consejos para armar tu valija

Tips para que el malhumor no te arruine las vacaciones.

06 Ene 2018
1

Comprar los pasajes, reservar el hotel y organizar el viaje de tus vacaciones son actividades que forman parte de la diversión, del proyecto, de la travesía. Sin embargo, una de las acciones previas a la salida que suele darnos dolores de cabeza es el momento de armar la valija. A veces, la maleta resulta chica y no cabe todo lo que creemos que necesitamos; otras, nos olvidamos de lo más importante, y ocupamos espacio con objetos o vestimenta que finalmente no vamos a usar.

Aquí te dejamos 12 consejos para que el malhumor no te arruine la previa a tus vacaciones.

1- Qué valija conviene elegir

Todo depende de tipo de viaje que vas a realizar, los días de estadía en tu destino y qué es lo que se va a transportar (en caso de que vayas a trasladarte a otros lugares).

En líneas generales, los viajeros experimentados se inclinan mayormente por las valijas blandas ya que son más cabedoras y maleables.

2- Qué ropa llevar

Es fundamental tener en mente la duración del viaje y el clima. No es conveniente llevar “por las dudas” porque es casi seguro que no se usará. Siempre conviene hacer un inventario previo para analizar esta situación.

3- Cómo acomodar las prendas

Conviene guardar primero las prendas más gruesas. Los pantalones pueden ubicarse alternando las cinturas para que no se amontonen sobre un mismo costado y dejando las partes inferiores de las piernas afuera para plegarlas antes de cerrar la valija, una vez que ésta se llene.

4.- Técnica del enrollado

Después de haber doblado las prendas más livianas en forma prolija, lo ideal es enrollarlas como un pionono. Colocás, tanto remeras como pantalones, uno al lado del otro; de esta forma cabrán más prendas dentro de la valija; y se desplanchan menos.

5. -Peso y tamaño

Las prendas más grandes o pesadas, como los buzos o camperas deben ir al fondo, bien extendidas. Si llevan capuchas, lo ideal es colocarlas de manera enfrentada para no crear un bulto de un solo lado.

6- Ropa interior: los siete días

Se calcula una muda de ropa interior por día si el viaje es de una semana. Sin embargo, si vas a estar más tiempo afuera, hay que estimar que la ropa siempre puede lavarse y secarse.

7- Aprovechá los rincones.

Los zapatos, siempre en los extremos y con la suela hacia afuera; de esta forma evitamos que la ropa se ensucie. El interior de cada zapato, además, es muy práctico para guardar ropa interior y ganar espacio extra.

8- Orden cronológico

Una forma de ordenar la ropa es poner arriba de todo lo que se precise el primer día de viaje para no revolver y desordenar.

9- Trucos para evitar problemas con los artículos de perfumería

Los artículos de perfumería suelen ponerse dentro de la valija si es que se viaja en avión por una cuestión de seguridad. En este caso es mejor envolverlos en bolsas y meterlos por separado en las bolsas de los calzados. De esta manera, un perfume no se romperá si sufre algún golpe porque estará protegido. Si el viaje es corto, conviene buscar botes chicos para guardar el shampoo. Para evitar derrames de protectores solares, un buen truco es quitar la tapa, poner un trozo papel film entre el pico y la tapa, y enroscar nuevamente. A los frascos chicos los podés conseguir en farmacias, donde también podés pedir los envases en los que se hacen las muestras para análisis, ya que tienen buenos cierres. No llevés frascos grandes en el equipaje de mano si viajás al extranjero, porque te los retendrán en la aduana. Si vas a volar, recordá que hay elementos que deben ser despachados en la valija. Está prohibido llevar en la cabina del avión cualquier producto líquido en vuelos internacionales. Tampoco se pueden llevar elementos punzantes.

10- Compartir las valijas

Si viajás en avión y vas acompañado, un buen truco es guardar la mitad de la ropa en la valija de la pareja, y viceversa. De esta manera, si el equipaje de uno de los dos se pierde, no corre el riesgo de quedarse ropa. Además, si viajás al exterior, después podés compartir con tu coequiper el peso permitido, en caso de que te hayan tentado las compras.

11- Qué hacer con cargadores y accesorios

Para evitar que los elementos pequeños se extravíen en la valija y obliguen a revolver todo, lo ideal es ordenarlos en cajitas. Un estuche vacío de lentes puede servirte para guardar los cables, cargadores y adaptadores. Un estuche para pastillas es perfecto para guardar los aros pequeños. Si llevás trabitas pequeñas o invisibles, un bote vacío de pastillas de menta es el refugio perfecto para ellas.

12- Identificá tu valija

En el tumulto del aeropuerto y con tantas valijas similares puede ser complicado identificar la tuya a simple vista. Lo mejor es atar una cinta distintiva en la manija superior así será más rápido reconocerla en la cinta. También es importante que adjuntes una etiqueta con tus datos y modos de contacto por si llegás a extraviarla.

En Esta Nota

Verano 2018
Comentarios