Leo Deza marcha tras los pasos del Cuchi Leguizamón

El pianista tucumano se despide de la provincia en un recital junto a la cantante Nancy Pedro.

06 Ene 2018
1

INVESTIGADOR. Leopoldo Deza escribió libros sobre la obra del Cuchi Leguizamón y del Chivo Valladares. espaciotucuman.com.ar

Los duendes de la canción norteña se darán cita esta noche en Casa Managua. Los sonidos que crearon Chivo Valladares y Cuchi Leguizamón, junto con otros artistas populares como Luis “Pato” Gentilini, permitirán recorrer paisajes, emociones y sensaciones en la voz de Nancy Pedro y los acordes de Leopoldo Deza, en su último recital antes de regresar a la Capital Federal.

El trío autoral fue motivo de un homenaje por ambos intérpretes durante el último Septiembre Musical, con el espectáculo que titularon “¡Qué animales!”. Esa recreación fue consecuencia de un detallado trabajo de estudio y recuperación que hizo Deza, y que está plasmado en sendos libros sobre Valladares y Leguizamón, que forman parte de su construcción artística.

“Son libros que en principio escribi para mí y después vi la necesidad de compartir y difundir para preservar esa obra tremenda que hicieron”, confesó el pianista a LA GACETA. De ese modo nacieron “Sólo en mi rancho”, escrita en 2003 sobre la vida de Valladares (“él decía que la música era su travesura íntima”, recuerda), y que fue editado en 2006 por la Editorial de la UNT; y “Corazón alegre”, donde aborda lo hecho por Leguizamón, lanzado por el Instituto Nacional de la Música (Inamu), y que se distribuye gratuitamente en escuelas y bibliotecas populares.

Deza comenzó esta última producción hace más de dos años. Pasó por las etapas de la recopilación; la revisión; la corrección de errores de la obra; su paso al formato de melodía escrita con cifrado americano (usado en la música popular) y la transcripción de las versiones de piano del Cuchi. Su trabajo de recuperación continuará hasta completar todas las composiciones del artista salteño, ya que en esta etapa alcanzó un tercio de sus creaciones.

“Es muy bueno cuando coinciden el trabajo y el placer. Todo empezó a partir de mi amistad con Juan Martín Leguizamón, su hijo mayor, quien me regaló una copia de todas las partituras editadas por Lago, que actualmente es de la Warner. Luego me relacioné con su otro hijo, Delfín, y con su viuda, Emma Palermo, que desgraciadamente falleció un par de meses antes de que salga el libro, que contiene 30 canciones, cinco transcripciones de piano y 20 arreglos del Dúo Salteño”, detalló.

La convocatoria del Inamu surgió a principios del año pasado, ya que con motivo del centenario del nacimiento de Leguizamón se decidió editar un material de estudio y difusión. Fue la familia del músico la que sugirió el nombre de Deza y que sea gratuito. Ya fue presentado en Salta y en otras provincias, pero no aún en Tucumán. “Supongo que en algún momento del año me mandarán para acá, pero actualmente no hay presupuesto ni certeza de nada en el ámbito cultural, con el vaciamiento que produjo este Gobierno nacional, al que parecen interesarle claramente otros ámbitos”, se quejó.

El músico tucumano destacó que la actualidad de las canciones del Cuchi parte de que en el ámbito del folclore y en la época que fueron compuestas eran absolutamente más complejas que el promedio. “Todos los músicos argentinos están poco valorados ahora, imaginate los compositores. Lo que más me gustó fue redescubrir la obra de este maravilloso compositor; aprender las versiones originales de sus temas, ya que casi todos los sabemos mal y, a partir de haberme metido en la intimidad de las partituras y grabaciones inéditas, descubrir el pensamiento y la tremenda onda de este personaje fascinante -destacó-. Como siempre, hay que dedicarle mucho tiempo y se cobra cuando está terminado”.

Comentarios