Lebbos, en contra de los fueros políticos

Reclamó reformas del Código Procesal.

05 Ene 2018
1

ALBERTO LEBBOS. LA GACETA/ ARCHIVO

“El problema es que hay que cambiar el artículo 230 del Código Procesal Penal de Tucumán, porque lo fueros no pueden servir como un refugio y se escapen de la Justicia lo que juraron cumplir y hacer cumplir la ley”. Alberto Lebbos, padre de Paulina, la joven asesinada en 2006, expresó así su posición ante la decisión del Tribunal de permitir que el ex gobernador José Alperovich y el ministro Fiscal, Edmundo Jiménez, entre otros nombres, puedan testificar por escrito durante el desarrollo del juicio oral, que iniciará el próximo 6 de febrero.

“Hay que hacer una crítica, no tanto a la sentencia de los jueces (de la Sala III de la Cámara Penal), porque está dentro de los lineamientos legales. Los magistrados no se pueden apartar de lo que marcan los código procesales”, manifestó Lebbos. “No me voy a manifestar en contra del fallo, ya que los jueces han dejado una puerta abierta para que se los pueda llamar a declarar verbalmente, tanto a Alperovich, a Jiménez y a los demás”, añadió.

El Tribunal, a cargo del juicio por el crimen de Paulina Lebbos, hizo lugar de manera parcial al planteo de anticonvencionalidad del artículo 230 del Código Procesal Penal de Tucumán (CPPT), que establece el beneficio de los fueros por ocupar cargos públicos. Ante el pedido de algunas partes intervinientes en el proceso penal, se dispuso que el actual senador Alperovich; el titular del Ministerio Público Fiscal y los fiscales Alejandro Noguera y Adriana Reinoso Cuello, atestigüen, inicialmente, por escrito los formularios propuestos por las partes. A esa condición también se lo sumó al ministro de Seguridad provincial, Claudio Maley, quien formó parte entonces de la Gendarmería Nacional.

Sin embargo, la Sala III remarcó que los testigos deberán comparecer a la audiencia de debate “el día y la hora que oportunamente se fije”, si algunas de las partes necesite realizar preguntas aclaratorias o “suplir eventuales omisiones” en las respuestas contenidas en los escritos.

La reforma

“Lo que queremos es que no se dilate el proceso, que se empiecen a poner trabas para que no se llegue al juicio oral, que es lo que están buscando”, dijo Lebbos, al analizar la medida de los magistrados.

Y finalizó: “este es un gran llamado de atención a los legisladores para que hagan reformas del Código Procesal Penal que sirvan y no sean un maquillaje. Se tiene que reformar el artículo 230, porque no puede ser que un funcionario no quiera ir a testificar cuando la Justicia lo llame”.

Comentarios