Frankenstein y el voto de la mujer tienen su moneda

02 Ene 2018

BUENOS AIRES.- Un monstruo soñado como “el nuevo Prometeo” y una temprana conquista en derechos de género son dos de las efemérides históricas conmemoradas con nuevas monedas que circulan desde ayer en el Reino Unido.

La fábrica Royal Mint puso en circulación una moneda de 50 peniques que celebra la aprobación, el 6 de febrero de 1918, de la Ley de Representación del Pueblo, que concedió por primera vez el voto a la mujer en Gran Bretaña.

La legislación amplió el restringido derecho de sufragio, al que hasta entonces sólo accedían ciertos varones, para las mujeres mayores de 30 años (que cumplían ciertos requisitos) y a todos los hombres mayores de 21 años, así como a los militares de más de 19.

Esta ley fue mejorada después de la Primera Guerra Mundial, en 1928 para conceder el sufragio universal a todos los ciudadanos de más de 21 años. Después de la Segunda Guerra Mundial, en 1969, la edad para tener derecho a voto se redujo a 18 años.

Otra original moneda de dos libras, que luce una tenebrosa caligrafía, marca la publicación hace doscientos años de la novela Frankenstein, cuando su autora, Mary Shelly (1797-1851), tenía solamente 20 años.

Una moneda distinta de dos libras conmemorará, simultáneamente, el centenario del armisticio de la Primera Guerra Mundial, con una cita del poema Strange Meeting, de Wildred Owen, que murió en combate a los 25 años.

Otra pieza por el mismo valor celebrará la formación, el 1 de abril de 1918, de la Real Fuerza Aérea (RAF, en inglés) del Reino Unido, que surgió de la fusión del Real Cuerpo de Vuelo (RFC) y el Real Servicio Aéreo y naval Royal Naval (RNAS). (Télam)

Comentarios