Luces de colores, música y seguridad para recibir 2018

En Emiratos Árabes batieron un récord y en Berlín cuidaron del acoso sexual. Sonó el Big Ben

02 Ene 2018
1

SYDNEY, AUSTRALIA. El arco iris de fuego y colores duró 12 minutos. reuters

Al ritmo de la rotación del planeta (una velocidad media de 29,8 km por segundo) 2018 llegó por fin y fue recibido con luces, estruendo y festejos, pero también con incremento de las medidas de seguridad. Samoa, Tonga y Kiribati, tres estado insulares, fueron los primeros en recibirlo, y, según DPA, lo hicieron con sus danzas tradicionales. Poco después, los australianos le dieron la bienvenida con un espectacular arco iris de fuegos artificiales sobre el emblemático puente de la bahía de Sydney. No sólo celebraban el nuevo año; también la reciente legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo. Más de 1,2 millón de personas se congregaron para el espectáculo, que duró 12 minutos. Algo antes, los neocelandeses habían dado la bienvenida al año con 5 minutos de fuegos artificiales en la Sky Tower de Auckland.

Las luces también fueron la opción en los Emiratos Árabes con un extraordinario espectáculo en torno del rascacielos más alto del mundo; participaron unos 300 expertos, entre ellos más de 100 escaladores. El objetivo era entrar en el Libro Guinness de los Récords y homenajear al fundador de los Emiratos, el jeque Said bin Sultan al Nahyan, que nació en 1918

Occidente

Como manda la tradición, los españoles dieron la bienvenida al nuevo año comiendo 12 uvas al ritmo de las campanadas. Las más seguidas son las del reloj de la Real Casa de Correos de Madrid, en Puerta del Sol. Pero no todas fueron alegrías: este año sólo pudieron llegar al lugar 20.000 personas (5.000 menos que en 2017) y se reforzaron las medidas de seguridad.

A la misma hora, centenares de miles de parisinos y turistas se congregaron en la Avenida de los Campos Elíseos de la capital francesa para ver el Arco del Triunfo iluminarse con los fuegos artificiales. Mientras tanto, 99.000 agentes se encargaron de velar por la seguridad en todo el país.

En Berlín la tradicional y multitudinaria fiesta de Nochevieja frente a la Puerta de Brandeburgo contó por primera vez este año con un “área de seguridad”. Allí personal de Cruz Roja atendía mujeres que hubieran sido acosadas sexualmente o se hubieran sentido incómodas. Según informó la Policía por medio de Twitter, siete personas fueron detenidas en relación con 10 casos de acoso sexual.

En Londres, y a pesar de estar en reparaciones, el icónico Big Ben volvió a sonar para dar las 12 campanadas. La multitud congregada frente al Parlamento disfrutó también de los tradicionales fuegos artificiales que, este año, estuvieron acompañados de fuertes medidas de seguridad.

América

Las playas de Copacabana, en Río de Janeiro, albergaron cerca de dos millones de personas para dar la bienvenida a 2018 bajo el lema “Abraço” (abrazo). Tras los fuegos artificiales del “Reveillon”, como se conoce en Brasil a la fiesta de Fin de Año, la noche siguió con muchos artistas en los escenarios montados sobre la arena.

En un fuerte contraste, la fiesta de casi un millón de neoyorquinos y turistas que se congregaron en la emblemática Times Square se vivió a 12 grados bajo cero. Este año, la invitada de honor para el comienzo de la cuenta regresiva fue la activista Tarana Burke, instigadora del movimiento contra el acoso sexual #MeToo. La celebración estuvo amenizada por actuaciones de Mariah Carey, deSugarland y de Nick Jonas.

Comentarios