Sueños cumplidos: arreglar sus casas y viajar

Son tres los ganadores del entretenimiento. Uno de ellos duplicó el monto con Tarjeta Sol

29 Dic 2017
2

PROTAGONISTAS. A la izquierda, los ganadores. Arriba, Ortiz con Gustavo Neme, del Banco Santiago del Estero, y Juan Pablo del Pino, de Tarjeta Sol.

A todos les faltaba un número desde el lunes. La suerte les pisaba los talones. Y el miércoles los alcanzó: completaron la grilla y se convirtieron en los tres ganadores de la semana 12 de los Números de Oro de LA GACETA. Por ello, Carolina Grisel Chaves, Graciela Teresita Correa y Luis Tomás Ortiz se repartirán el pozo acumulado de $ 300.000, llevándose cada uno $ 100.000. La excepción es Ortiz, que por ser usuario de la Tarjeta Sol duplicará su premio y embolsará en total $ 200.000.

Luis Tomás, que tiene 72 años y es jubilado, se emociona, suelta una lágrima y cuenta que el viernes pasado, cuando fue a comprar el diario que incluye las tarjetas de los Números de Oro llovía muchísimo, por lo que le costó salir de su casa. “Sentí que alguien me empujaba, me animaba a que compre LA GACETA. Ahora me emociono al recordarlo”, confiesa el vecino del barrio Echeverría, que de joven trabajó en las salinas de El Timbó. Con la plata comprará un aire acondicionado (“tengo sólo dos ventiladores”) y compartirá un gran asado con sus familiares: tiene cuatro hijos y 11 nietos.

Graciela Teresita cuenta que su historia viene “con suerte”, porque a lo largo de sus 52 años ha obtenido premios, aunque no tan importantes como este. La docente, que vive en Lomas de Tafí, comenta que sólo le faltaba el 11 y que presentía que esta podría ser la semana en la que ganaría. Ya le había pasado haberse quedado con un solo casillero sin tachar. “Controlé tres veces; no lo podía creer”, cuenta. Con la plata quiere arreglar su casa, pagar deudas y hacer algún viaje con su madre, por las vacaciones.

Nunca ganó nada, dice Carolina Grisel y por ello es que hasta que no recibió el cheque con el premio no terminó de “caer”. A esta ama de casa de 33 años, que vive en El Timbó, le faltaba el 50: ayer lo tachó.

“Con el dinero quiero saldar deudas, pero más que nada necesito terminar la casa para mudarme allí, a El Colmenar. Hoy vivimos con mis suegros, que son como mis padres”, agrega Carolina, que tiene un hijo de tres años.

Con el diario de hoy se entregan las tarjetas de una nueva semana de los Números de Oro.

Comentarios