Otra agenda exigente

Atlético tendrá un primer semestre con un promedio de partidos más duro que el de 2017.

19 Dic 2017
1

ATENTOS. Hace un año, los hinchas de Atlético estuvieron pendientes del sorteo de la Libertadores. Mañana se repetirá la historia. La diferencia es que el equipo ahora ingresará directamente a la fase de grupos. Reuters

Quizás le canse escucharlo tantas veces pero piense, señor lector, que a los jugadores de Atlético que están desde principio de año hasta ahora les cansó mucho más jugar tanto en tan poco tiempo.

El equipo disputó 48 partidos en 10 meses de competencia, jugando -en promedio- un partido cada seis días. Parece “razonable” pero el detalle es que hablamos de un coeficiente que no contempla interrupción. Es decir, un partido cada seis días durante 10 meses seguidos. Una bestialidad.

Solo Atlético sabe si para 2018 jugará tantos partidos porque al no jugar las fases previas de la Libertadores, por ejemplo, dependerá de si avanza a octavos de final o no. Además, la Libertadores es uno de tres torneos que jugará junto con la Superliga y la Copa Argentina.

Lo que sí podemos anticipar es la cantidad de partidos que jugará en el primer semestre de competencia el año próximo y podemos adelantar que será igual o peor. A los 15 partidos que deberá disputar por la Superliga se le agregan los seis de la fase de grupos de la Libertadores. En total, 21 juegos que se repartirán entre el 30 de enero (ese día enfrentará a Temperley, por el torneo local) y fines de mayo. Un promedio de un partido en cinco días y sin parar, es decir, menos descanso que en 2017.

Y eso que no contemplamos a la Copa Argentina, que este año comenzó en junio para el “Decano”.

Ese mes comenzará el Mundial y todos los torneos llegarán a su fin o quedarán en stand by como la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana.

El eje de Atlético estará entre la Libertadores y asegurar su presencia en la Superliga 2018/19. Para este último torneo ya se sabe que enfrentará a rivales accesibles por un lado (Temperley, Tigre, San Martín de San Juan Olimpo, todos de local) y difíciles por el otro (Boca, Independiente, Lanús). Los rivales de la Copa Libertadores los conocerá mañana, cuando se realice el sorteo en Luque, Paraguay.

Allí quedará establecido quiénes serán los tres rivales a los que visitará y recibirá en ese primer cuatrimestre, por así decirlo.

La fase de grupos tendrá su primer partido el 28 de febrero, último día del mes, por lo que quizás esté debutando nuevamente en la primera semana de marzo, como lo hizo el año pasado, esa vez frente a Palmeiras.

“Vamos a jugar la Copa Libertadores y queremos estar preparados”, sostuvo Ricardo Zielinski. El técnico no estará presente en el sorteo pero sí el presidente Mario Leito; el gerente general, Hugo Bermúdez y el representante legal en Buenos Aires, Hugo Cervantes.

Todos ellos estarán pendientes de la suerte “Decana” aunque por más rival accesible o difícil que le toque, los seis partidos no se moverán del calendario.

Este año, la seguidillas de encuentros contra El Nacional, Junior, Palmeiras, Wilstermann y Peñarol cansaron al plantel pero terminaron dándoles satisfacciones nunca recibidas a los jugadores y a los hinchas. Repetirlo en 2018 es el desafío.

Comentarios