Enseñanza religiosa: el impacto del fallo de la Corte en Salta y en el país

El Alto Tribunal declaró inconstitucional una ley salteña que establecía religión como materia

18 Dic 2017
1

FUNCIONARIO NACIONAL. Max Gulmanelli, secretario de Gestión.

El fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación sobre la enseñanza de religión en las escuelas estatales vale para todo el país. El secretario de Gestión Educativa del Ministerio de Educación y Deportes de la Nación, Max Gulmanelli, aclaró que en las escuelas estatales de Tucumán no debería enseñarse religión como una materia. En todo caso, si es que la comunidad educativa lo desea se puede realizar un taller de religión en el mismo establecimiento, pero no deberá incluirse en la currícula. Los colegios religiosos, en cambio, quedan libres para enseñar religión.

El viernes el funcionario vino a Tucumán para participar del Encuentro por la Educación organizado por el Ministerio de Educación de la Provincia. LA GACETA lo consultó sobre el impacto del fallo de la Corte Suprema en el país. “En principio, el fallo debería ser para todo el país. La ley nacional es clara: la educación en nuestro país es laica, gratuita, pública. Sí me parece que aquellas provincias que quieran hacer una oferta de educación religiosa, porque lo pide la propia comunidad, deberían realizarlo por fuera del horario escolar. No hay problema que utilicen los mismos edificios escolares. Es más, creo que hay que abrirlos para que sean centros comunitarios, pero fuera del horario escolar”, especificó Gulmanelli.

- Hay algunas escuelas estatales donde se ora antes de entrar a clases y que tienen un crucifijo colgado en la pared. ¿Qué opina de eso?

- Hay una tradición en el pueblo argentino vinculado con la Iglesia católica y me parece que en la medida en que ningún estudiante de esa aula se sienta agraviado por esto creo que hay que atreverse a vivir en la diversidad. Si bien este tema no está planteado en la demanda original, habría que ver si le molesta a alguien. Si la comunidad en su conjunto entiende que esa práctica los identifica no hay problema. No hay que polemizar donde no hay diferencia. Pero donde hay una minoría, aunque sea una persona que se sienta incómodo, me parece que hay que respetar que el Estado es laico. A mí la diversidad me seduce, porque puedo aprender otras cosas y ver cómo el otro mira el mundo. El compromiso por la educación es justamente un concierto de voces diversas que entienden que hay algo en común que es la escuela.

El fallo judicial

El 12 de diciembre la Corte Suprema de Justicia de la Nación determinó que la religión no puede ser una materia más dentro de la currícula. Con las firmas de los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton de Nolasco y Juan Carlos Maqueda, la sentencia pone fin a una disputa legal que inició un grupo de padres salteños que se sentía discriminado porque sus hijos eran obligados a participar en clases de religión y si no querían asistir, eran apartados del aula.

La Corte les dio la razón a los padres y declaró inconstitucional la ley salteña que tiene la enseñanza religiosa en los planes de estudio. Ante la queja de los padres también se rechazo la obligación de los padres de tener que especificar en un formulario repartido en las escuelas si desean que sus hijos reciban educación religiosa o no. Los jueces se basaron en la ley 1.420 de enseñanza pública, gratuita y obligatoria.

Comentarios