Misterio en torno de un presunto “justiciero”

Los amigos de la víctima están detenidos.

17 Dic 2017
1

DIEGO DÍAZ. El joven murió luego de recibir tres balazos en el pecho.

A más de un mes del crimen de Diego Alfredo Díaz, ocurrido en un mirador del cerro San Javier, los investigadores no pudieron determinar algunos detalles del mortal incidente. Los tres jóvenes que se encontraban junto a la víctima fatal aquella jornada, esperan tras las rejas la definición de su futuro procesal. Al declarar, aseguraron que fue un experto tirador quien mató a la víctima e hirió a otro joven y negaron que se haya tratado de un ajuste de cuentas entre ellos.

“Los exámenes para determinar si alguno usó un arma de fuego dieron completamente negativos”, señaló Gerardo Banegas, defensor de Dante Álvarez, uno de los detenidos. El profesional negó la versión de que los jóvenes habrían intentado asaltar a una pareja. “No hay denuncias por robo ni se encontraron rastros de armas en poder de los jóvenes”, fundamentó.

El viernes 10 de noviembre pasado, personal de Vialidad encontró el cuerpo de un joven en la ruta 338. Presentaba tres heridas de arma de fuego calibre 11.25. Al poco tiempo, una mujer se presentó en una comisaría para denunciar la desaparición de su esposo había salido a robar junto con tres amigos a la zona de San Javier, según le habría confesado uno de los hombres que estaba junto a él. Luego reconoció su cuerpo en la morgue del Poder Judicial.

En el hecho también fue herido en el pecho César “Caco” Urueña, que quedó detenido tras ser dado de alta. También fueron detenidos Álvarez y Alejandro Carrizo, los otros amigos de la víctima.

Los tres se presentaron en la ex Brigada junto a sus abogados al otro día de la muerte de Díaz, ante las versiones que los señalaban como los responsables del asesinato.

“Es importante que se avance en la investigación y que se despejen todas las sospechas para llevarle tranquilidad a la familia del fallecido, que quiere que se sepa la verdad. La persona que les disparó fue un experto”, indicó Banegas, quien adelantó que aguarda que las cámaras de seguridad de zona arrojen luz sobre la identidad del homicida de Díaz.

Los investigadores creen que los jóvenes se acercaron con intenciones de robo hasta un vehículo en el que una pareja estaba manteniendo relaciones sexuales. Pero al ver a los desconocidos, el hombre extrajo un arma de fuego de grueso calibre y comenzó a disparar.

“Fue un milagro que no los mate a todos, fueron muchos disparos. Díaz fue acribillado al igual que Urueña. Si no los mató a los cuatro fue porque huyeron en diferentes direcciones. El auto tiene dos disparos que confirman esa versión”, concluyó Banegas.

En Esta Nota

San Juan
Comentarios