Piñera, el acaudalado empresario que busca otro mandato presidencial en Chile

El ex titular del Palacio de la Moneda logró en primera vuelta un 36,6% de los votos.

17 Dic 2017
1

Sebastián Piñera

SANTIAGO DE CHILE.- El conservador Sebastián Piñera, considerado uno de los empresarios más ricos del país, quiere volver a ser presidente de Chile con la promesa de recuperar el crecimiento económico que logró durante su mandato (2010-2014).

Piñera fue el primer candidato de derecha que ganó en elecciones democráticas la presidencia de su país en más de medio siglo al frente de una alianza compuesta, entre otros, por la Unión Demócrata Independiente (UDI), la formación que colaboró más estrechamente con la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Severo crítico de la administración de la presidenta Michelle Bachelet, Piñera la acusa de dejar un país estancado, con bajos empleos y peores salarios, y asegura que la mandataria no ha tenido voluntad para enfrentar los problemas de delincuencia, entre otros.

En su intento por llegar por segunda vez a La Moneda, el abanderado de Chile Vamos, un bloque formado por el partido Renovación Nacional (RN), la UDI y el Partido Regionalista Independiente (PRI), ha prometido a los chilenos reactivar la economía y revisar las emblemáticas reformas tributarias, educacional y laboral aprobadas durante el periodo de Bachelet, entre otras iniciativas.

Según adelantó, estima que su programa de Gobierno tendrá un costo fiscal de unos 14.000 millones de dólares para el periodo 2018-2022.

La mitad del financiamiento lo obtendría a través de reasignaciones “de presupuesto provenientes de programas mal evaluados, así como de estrictas medidas de austeridad fiscal y un programa de reducción de gastos innecesarios en el sector público”.

Doctorado en Economía por la Universidad de Harvard, el dirigente derechista es un millonario empresario que, según cifras recientes de “Forbes”, aumentó su fortuna de 2.500 a 2.700 millones de dólares, lo que lo convierte en uno de los más acaudalados de Chile.

Piñera señala que durante su Gobierno de cuatro años el país creció en promedio un 5,3 por ciento, se crearon miles de nuevos empleos y se instituyó una de sus iniciativas estrella, como la licencia postnatal de seis meses y un subsidio al empleo femenino para favorecer el trabajo de la mujer.

Frecuentemente el ex mandatario tiene que defenderse de acusaciones de sus adversarios, que le achacan el supuesto uso que habría hecho de información privilegiada y negociación incompatible cuando era presidente. Hasta ahora, sin embargo, las denuncias han sido desestimadas por la Justicia.

Antes de llegar a la presidencia de Chile en 2010, Piñera, casado y padre de cuatro hijos, fue senador por el partido Renovación Nacional en el periodo legislativo 1990-1998.

Otros rasgos

Un fanático del fútbol, Piñera se identifica con los colores de la Universidad Católica (su “primer amor”, según confesó), aunque también alienta desde poco antes de su primer Gobierno al Colo Colo. Sus adversarios le acusan de que su afición por este último club es por razones políticas, ya que el equipo es uno de los más populares del país.

De llegar a la presidencia, se podría dar la coincidencia de que, al igual que en 2010, sea Bachelet quien le entregue la banda presidencial el 11 de marzo de 2018. (Especial)

Guillier, el periodista que podría frenar a la derecha

El periodista y sociólogo Alejandro Guillier, un senador independiente que se presenta a las elecciones de Chile por la alianza de Gobierno Nueva Mayoría, es la carta del oficialismo para frenar un eventual triunfo de la derecha.

Guillier logró el 22,7% en la primera vuelta del 19 de noviembre, resultado que lo llevó ahora a enfrentarse en segunda vuelta presidencial al conservador ex presidente Sebastián Piñera, en busca de evitar que llegue por segunda vez a La Moneda, la sede del Ejecutivo.

“La derecha no cree en la gratuidad en educación, pues la ve, al igual que la salud, como un negocio”, señaló durante la campaña electoral, en referencia la reforma educativa que impulsa la presidenta Michelle Bachelet.

La de Guillier es la candidatura de la centroizquierda que se presenta como la continuadora de las realizaciones y reformas que lleva adelante la mandataria socialista, quien no ha ocultado su respaldo al postulante oficialista.

Una de las promesas de Guillier a los chilenos es profundizar las reformas de Bachelet e intentar hacer de Chile un país “más justo e inclusivo”.

Sin militancia partidista, Guillier es apoyado por los partidos Radical, de orientación socialdemócrata, Comunista, Socialista y Por la Democracia, formaciones que integran la Nueva Mayoría, de la que forma parte también el Partido Demócrata Cristiano.

Guillier, de 64 años, es un reconocido comunicador y académico que hasta 2013, cuando decidió postularse y ganar una banca en el Senado, fue considerado como el periodista “más creíble” de la televisión chilena.

Quienes lo conocen más de cerca dicen que Guillier entiende de política, es muy competente y una persona muy conocedora de su país, pero que le ftina Fargay, el senador por la región de Antofagasta, en el extremo norte de Chile, es padre de tres hijos y un declarado hincha del Colo Colo, uno de los equipos de fútbol más populares del país. (Especial)

Comentarios