Testigo de lo esencial

17 Dic 2017

LA MISA DE HOY

PBRO. MARCELO BARRIONUEVO

Estamos en el tercer domingo de Adviento, muy prontos a celebrar la Navidad. A este domingo se le suele llamar Gaudete, porque se pone de relieve la alegría que supone la preparación de la venida del Señor. La vida cristiana es por naturaleza portadora de paz y alegría. Ahora bien, en este evangelio se nos muestra la persona de Juan el Bautista como “testigo de la Luz”; su misión es ser testigo de una persona: la de Jesús. Ahora bien, ¿cómo podermos ser testigos de Cristo hoy? Aquí van algunas ideas:

- Al decir de Pascal, debemos hacernos pequeños para entender a Dios que se hace Niño e indefenso.

- Recuperar el sentido de la Navidad: cada día, al decir de Francico, se mundaniza lo cristiano. La Navidad se ha vuelto una fiesta del encuentro social de familiares y amigos y no del Nacimiento del Mesías, del Hijo de Dios. Hay que testimoniar el significado, el contenido de esta fiesta cristiana. Dios nace y viene a nosotros para salvarnos.

- Esta fiesta nos interpela a ser otro con el otro, próximo con mi prójimo, cercano con el lejano. Testigo de la reconciliación que implica pedir perdón, dar perdón y apertura de corazón para el hermano solo y desamparado. La caridad activa se hace solidaridad real y verdadera con el pobre, el solo, el enfermo, el abandonado.

Falta poco para la Navidad. Que podamos reconciliarnos con Dios mediante una buena confesión, participando de las misas y haciéndonos cercanos y solidarios con los mas alejados y marginados de la sociedad.

Comentarios