Cuatro hábitos cotidianos que te impiden bajar de peso

Si el calor te aprieta y no te animás a ponerte la malla, estos consejos te van a ayudar.

15 Dic 2017

Con el verano tocando la puerta y el calor que te empuja a ponerte la malla, muchos se apuran a empezar dietas urgentes para afinar la figura. Pero para lograr un cuerpo más saludable no basta con comer poco.

Puede que no lo sepas o no te des cuenta pero hay cosas que hacés todos los días que te pueden generarte dificultades para bajar de peso. Estos son algunos de ellos:

1. No desayunar o hacerlo tarde


Es la comida esencial para el buen funcionamiento del metabolismo. Es la fuente principal de energía por excelencia. La Organización Mundial de la Salud aclaró que un error común es creer que se desayuna correctamente cuando en realidad se aportan pocos nutrientes al cuerpo humano.

El tiempo y la calidad de la primera comida reducen riesgos de sobrepeso y enfermedades crónicas. Los especialistas aseguran que darle importancia a la primera comida del día ayuda a reducir la grasa abdominal.

Lo ideal es que no pase mucho tiempo desde que te levantás hasta que desayunás, ya que cuando el estómago se siente vacío, aumenta la segregación de jugos ácidos y produce una respuesta inflamatoria.

2. Comer snacks industrializados


Los atracones a media mañana suelen ocurrir, más aún si se trabaja sentado frente a una computadora. La mayoría de los productos empaquetados contienen añadidos químicos, azúcar y otros componentes que en realidad te hacen engordar.

Optá por frutas, yogures o por un puñado de frutos secos.

3. Dormir mucho o poco


Tanto el exceso como la falta de sueño influyen en el organismo y pueden ser un factor esencial por el cual las dietas no hacen efecto. Lo ideal es dormir bien ocho horas diarias, sin ningún tipo de interrupción.  

4. No tomar suficiente agua


La hidratación matutina es una de las prácticas esenciales para promover el funcionamiento del metabolismo. Lo recomendable es tomar dos litros de agua por día, mejor si uno de ellos es durante la mañana. No hidratarte retrasa los procesos del cuerpo que se encargan de eliminar toxinas y quemar grasa. Más aún en una provincia donde hace tanto calor, una botella con agua fresca no puede faltar en el bolso. 

Comentarios